Opinión

David Faitelson

David Faitelson es dueño de un estilo duro, pero frontal al momento de dar opiniones, que incluso le han traído choques con algunas figuras.

Veracruz: ¿vale más 'vivo' que 'muerto'?

2019-11-08 | David Faitelson
Comparte en:

Como en las películas del 'viejo oeste': el Veracruz podría valer más 'vivo que 'muerto'...

Que el futbol mexicano afronte un nuevo problema es relativamente normal dentro del caos administrativo y la vida apegada a la trampa y a la corrupción que históricamente la ha caracterizado. Que el problema tenga que ver con uno de sus principales 'socios' y activos pasionales y comerciales, es algo que genera preocupación y hasta angustia en el edificio de Toluca.

No es el Veracruz lo que realmente provoca insomnio en quienes cuidan el negocio del futbol, más bien es Chivas, un grande, histórico, tradicional club que a partir de enero de 2020 afrontará, invariablemente, una batalla por mantener su categoría como equipo de la Primera División. Si en la asamblea de propietarios de diciembre se decide desafiliar al Veracruz, el peligro del Guadalajara en la tabla porcentual aumentará. ¿Lo van a permitir? ¿Jugarán con 'fuego' en la Femexfut? ¿Harán las modificaciones pertinentes para evitarlo?

He ahí la conexión que puede existir entre una decisión y otra. Acabar con el Veracruz significaría acabar también con una plataforma de salvación para en caso de que el
Guadalajara la necesite.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SEBASTIÁN JURADO, CON CLÁUSULA DE RESCISIÓN QUE RONDA 6 MDD CON VERACRUZ

El actual sistema de competencia fue ideado justamente para evitar que un club 'grande', en una mala temporada, caiga en las garras de un descenso. Chivas se ha superado, no ha tenido una campaña mala, ha sumado cinco de ellas y con ello va a involucrar su nombre con el de clubes que están más acostumbrados a jugar en esa zona de la tabla: Atlas, Puebla, Querétaro y el propio Veracruz. Una verdadera 'danza con lobos' justo cuando está en un momento donde intenta reconstruirse y recuperar credibilidad ante sus aficionados, patrocinadores y marcas.

En la Federación y entre la mayor parte de los dueños de clubes saben que lo de Veracruz es un asunto de 'nunca acabar'. Los problemas financieros que acarrea el empresario Fidel Kuri no se terminan. Me imagino que entienden que la situación deportiva del equipo es prácticamente insalvable (mucho más si no hay dinero para reforzarlo) y que Kuri no tendrá, como reincidente, los 20 millones de dólares para salvar nuevamente el descenso en la mesa. Saben que lo más sano y prudente es cortarlo de tajo, pero también entienden que ello deja a la deriva a Chivas y a otros clubes que están involucrados con el poder económico en el futbol mexicano: Atlas, Puebla y hasta Morelia que son parte de Televisión Azteca. Gallos Blancos, con inversión de la familia Vázquez Raña y pronto envuelto en una alianza con los Hank de Tijuana. Si el Veracruz dice adiós en diciembre, complica la situación de algunas de las empresas y dineros más involucrados con este futbol.

Podría, también, tomarse una decisión extraordinaria, como, por ejemplo, que se desafilie al Veracruz y que se elimine el descenso por las siguientes dos temporadas. Recuerde que los dirigentes del futbol mexicano generan reglas para después cambiarlas, pisotearlas y manipularas al antojo de sus propios intereses.

No es una decisión sencilla, primero porque Kuri tiene sus derechos, sus formas de defenderse y un archivo de documentos y fotografías bastante interesante y revelador de algunos de sus más 'estimados' colegas federativos. Y con eso tiene para alargar la batalla, una batalla que la FMF no quiere sostener porque sabe que podría salir terriblemente lastimada.

Nadie, en este momento, podría presentarse como candidato a comprar la franquicia de los Tiburones Rojos. De por sí no sobran empresarios (de dinero limpio) dispuestos a invertir en el futbol y hacerlo en un club que tiene la soga al cuello lo transforma en una situación mucho más delicada y comprometida, pero también eso pueden cambiar los dueños del balón, quizá si al potencial comprador le ofrecen una garantía o, insisto, se decide suprimir el descenso sin necesidad de pagar por quedarse.

Subir o bajar el pulgar al Veracruz no será nada sencillo. Creo que si lo vemos desde el ángulo del negocio (que es como se percibe principalmente el futbol en México) el Tiburón Rojo vale más 'vivo que 'muerto'...