Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en Radio Centro Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

La Liguilla de las ideas frescas

2019-11-22 | Luis Castillo
Comparte en:

Resulta agradable ver que tres de los cuatro técnicos que pelean por clasificar a la Gran Final de este Apertura 2019, sean gente con nuevas propuestas de futbol, ideas frescas en una división en la que no es nada sencillo navegar y que, poco a poco, se ganan el reconocimiento de propios y extraños.

Ya algo así nos había sucedido con Rafael Puente Jr., cuando ganó el ascenso con Lobos BUAP, pero ahora hay tres estrategas a los que hay que echar el ojo muy de cerca.

Primero, también hay que destacar a Ricardo Valiño, el hombre de experiencia dentro de la división en este grupo y quien ha hecho un buen trabajo con el Zacatepec. Pero del argentino ya sabíamos su capacidad y los alcances que puede tener, porque ya nos los había mostrado en otros equipos como el Mérida (cuando era así, el Mérida de azul celeste y blanco).

Ahora bien, lo que han logrado Alejandro Pérez, con los Alebrijes; Alex Diego, con el Atlante; y Héctor Altamirano, con el Celaya, no debe pasar desapercibido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ZACATEPEC Y ATLANTE NO SE HICIERON DAÑO EN LA IDA DE LAS SEMIFINALES DEL ASCENSO

Pérez, con 44 años, tiene un proceso de formación como técnico ligado con Memo Vázquez y experiencia en equipos de inferiores de la Liga Premier de México. Ha puesto a Oaxaca otra vez en los primeros lugares con un futbol dinámico y atractivo, algo que parecía muy complicado de lograr.

Diego, de 34 años, es el más joven de todos. Después de hacer bien las cosas el torneo anterior con los Alebrijes, salió de la institución de manera sorpresiva y cayó en el Atlante, al que ha hecho protagonista y hasta ha regresado la ilusión en sus aficionados. A lado de él tiene a un hombre que, poco a poco y con un perfil más bajo, se hace de buena fama como auxiliar, Ismael Íñiguez.

Altamirano, de 42 años, fue campeón con el Querétaro en La Liga Premier, después levantó a los Cimarrones en el Ascenso y se fue de aventura como auxiliar de Gustavo Matosas a Costa Rica, la cual no acabó de la mejor manera, pero de la que se repuso para ahora mostrar su calidad con el Celaya.

Estos tres técnicos han refrescado la baraja y las idea en el Ascenso MX, no importa quién pase a la Final o gane, se trata de gente a la que se le debe dar un buen seguimiento.