RECORDLogoRECORD

Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Chivas: Matrimonio

2019-01-08 | Luis García
Comparte en:

La pelota empezó a rodar, y varios nos pusimos a perseguirla, el regreso a lo cotidiano después de días de vacaciones resulta espinoso, no es nada sencillo retomar el ritmo cuando se realizó un paro, el reinicio es lindo, necesario y salubre, pero la puesta en marcha siempre es turbulenta.

Y así fue la mía, el viernes pasado regresé a las transmisiones de futbol, el duelo fue Puebla vs Cruz Azul, cruce solemne, con escasos tintes coloridos, el partido lo hicimos desde las instalaciones de TV Azteca, rumbo a mi chamba me enteré que nuestros jerarcas cerraron una sinuosa negociación con las Chivas, recién arribé al foro 6, se me comunicó que viajaría a Guadalajara a la mañana siguiente para nuestro debut con el equipo rojiblanco.

Tuve una mezcla de sensaciones, me dio enorme gusto saber que nos habíamos vinculado laboralmente con una descomunal marca, y por otro lado, mi regreso a las canchas; bien entendido el concepto, se aceleraba, por lo que la modorra que produce retomar el trabajo diario la tuve que mandar al carajo.

Conforme fueron pasando las horas, fui meditando nuestra nueva relación con los rojiblancos, como suele suceder el arranque es todo amor, es cuando se camina un rato de la mano cuando surgen los roces, llegando al punto de defender intolerantemente la opinión propia y demeritar el pensar del otro.

No es, ni será la última vez que como departamento de deportes al estar ligados a un equipo de futbol se nos fustigue cuando pensamos diferente. Como tenemos una relación contractual; de transmisión del deporte de la pelota, en ocasiones algunos dirigentes incluso de clubes que pertenecen a nuestra televisora creen que debemos funcionar como sus voceros, exponer solamente lo que ellos quieren, y por ningún motivo criticarlos.

Tenemos una costra gruesa y un largo recorrido en los medios de comunicación como para permitir que nos calen dichas posturas, y tampoco somos niños de párvulos para no comprender que somos socios comerciales y que nos merecen un enorme respeto.

Después que lo anterior ocupara un rato mis pensamientos, me fui ilusionando paulatinamente, empecé a recordar mi pasaje en este grandioso club, lo feliz que fui en él, y lo bien que viví en tan paradisíaca ciudad, me gustó muchísimo la idea de ser parte de las transmisiones de una magnífica entidad, de un club de linaje, de una organización sumamente querida en el país, la más sin duda, terminé reconociéndome con una sonrisa en la boca, somos socios de un resonante equipo.

Viajamos a Guadalajara el mismo sábado, dejé mis cosas en el hotel, y por consejo del gran David Medrano, salimos con tiempo de antelación rumbo al estadio, tanto que llegamos dos horas y media antes del inicio.

La camioneta la iba manejando Gerardo Melín, en el asiento del copiloto iba Carlos Guerrero, y atrás íbamos Jorge Campos y yo, al fastuoso inmueble se llega por una avenida que permite ver la sublime construcción desde mucho antes de llegar, a lo lejos divisamos la gloriosa construcción que se izaba de manera señorial.

Después de preguntar bastantes veces llegamos a donde se posicionan las unidades móviles, nos bajamos de la camioneta sumamente emocionados y nos dirigimos a las entrañas del Estadio Akron.

Tras recorrer un par de pasillos salimos a las inmediaciones de la cancha, caminamos rumbo a ella, y cuando lo hicimos nos sentimos pequeños, muy pequeños, estábamos en la grama de un sitio imperial por decir lo menos, fue delicioso y aplastante a la vez, observar la magnificencia de cada recoveco de la mayúscula edificación, ahí estaba como un gigante en silencio a nada de estallar, me conmocioné. Subimos al palco, amplio, cómodo, en el centro, perfecto para explayarnos, se fue llenando poco a poco, hasta que se gestó una muy buena entrada.

Hablando exclusivamente del partido, percibí a un Guadalajara adulto, cuatro de sus múltiples contrataciones debutaron, tú Jesús Molina fuiste el mejor de los refuerzos, eres un viejo sabio, eres una sólida piedra angular, tú Hiram Mier también aportaste sobriedad, si bien has venido ligeramente a menos, eres un defensor central de polendas, tú Alexis Vega, estuviste respondón, inquieto, con mucha movilidad, participaste activamente del buen andar ofensivo de los tuyos, y tú Dieter Villalpando fuiste el menos lúcido de los cuatro mosqueteros, al principio quisiste, pediste la pelota, pero te fuiste diluyendo tristemente hasta que te sacaron por lesión.

Los que se robaron la fiesta fueron ustedes dos, Isaac Brizuela y Alan Pulido, tú Isaac fuiste el mejor, jugaste bien por derecha y por izquierda, desbordaste cada vez que quisiste, lastimaste por fuera y por dentro, tiraste buenos centros, hiciste varias paredes, remataste a portería y obtuviste premio al hacer el segundo y lapidario gol de los tuyos.

Tú Alan hiciste un juego perfecto, desde la posición de segundo delantero diste cátedra de cómo moverte, en dónde botarte; en ocasiones pides el balón en zonas que no te competen y no sirves, esta vez fue excelso cómo entendiste el juego, recibiste siempre perfilado y con ventaja, y tu gol fue digno del Cirque du Soleil, te contorsionaste artísticamente en el aire y tu cabezazo fue implacable.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DIEGO Y CHRISTIAN: VÉRTICES 

Otro que anduvo volando fuiste tú Miguel Ángel Ponce, tu despliegue físico fue descomunal, recorriste el largo de la banda izquierda un sinfín de ocasiones, defendiste tu terruño como león de abundante melena, y siempre fuiste opción para atacar, habrás pasado no menos de diez veces a la espalda de tu extremo izquierdo para ser utilizado como un atacante más.

El primer episodio de nuestro idilio con las Chivas concluyó de manera impoluta y bella, el semestre pasado sólo ganaron un partido en casa, este semestre ya empataron la marca. Pasados ya algunos días de la noticia de nuestra vinculación con las Chivas, y de haber realizado la primera transmisión desde el Estadio Akron, en la resaca la sensación es grata, muy grata.

Estamos sumamente felices de la nueva relación laboral con estos colores, sabedores perfectamente que no todo el trayecto será tan dulce como lo fue este fin de semana.