Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Adiós Messi

2020-08-28 | José Ramón Fernández
Comparte en:
Parecía que el matrimonio Barcelona y Messi sería para siempre, pero no, resulta que la temporada sin trofeos, sin títulos para un equipo de la talla del Barcelona, caló muy profundo en la calidad futbolística de Messi, o su calidad mediática o por ser el mejor jugador del mundo, sobre todo la goleada del Bayern Munich, 8 goles a 2, terminó por acabar con las esperanzas de Messi de que el Barcelona tuviera un equipo competitivo para la próxima temporada y sobre todo de cara a la Champions. 

Es verdad que Messi llegó muy pequeño a Barcelona, de 13 años, de la mano de su padre, y el Barcelona fue el único equipo, después de haber sido despreciado por varios equipos argentinos, el único equipo del mundo, al menos de los que tocó Messi, que le abrió las puertas, lo empezó a ayudar, ayudar a crecer con la hormona del crecimiento justamente, hasta los 17 años en que Messi ya se había desarrollado como un chico que podía debutar y lo debutó en lugar de Ronaldinho, que en aquel entonces era la estrella del Barcelona. 

Hay quien piensa que el Barcelona antes de Messi no era nada, Barcelona antes de Messi era un equipo importante, el segundo equipo en importancia de la Liga Española, que había tenido en sus filas a jugadores de la talla de Johan Cruyff, de los hermanos De Boer, del propio Ronaldinho, de Deco, de Rijkaard, de jugadores de talla internacional, pero creció Messi y empezó a jugar cada día mejor, era un espectáculo en la cancha y la afición culé se volvió loca con Messi, y el Barcelona creció y creció hasta que Messi ganó 34 títulos y metió cualquier cantidad de goles, 664 goles. ¿Es mucho o es poco?, es muchísimo, jugó cerca de 771 partidos oficiales, tuvo 256 asistencias, cumplió una era extraordinaria. 

Messi debutó de 17 años y se va de 33, estuvo con el Barcelona 16 años como futbolista activo y por lo menos unos cuatro como futbolista en preparación en la Masía, de ahí surgió y enseguida cautivó a todos los aficionados del mundo y el Barcelona creció muchísimo, se puso a la par del Real Madrid y le ganó al Real Madrid y cuando llegó Guardiola, Messi creció aún más futbolísticamente, además de que tenía a un lado a jugadores de altísima calidad, nada más que Xavi Hernández e Iniesta jugaban a su lado, con Sergio Busquets atrás y adelante se incorporó Eto’o, apareció la llegada de Luis Suárez, un goleador que además se hizo gran amigo de Messi y jugadores de muy buena calidad todos ellos, buenos defensas, un gran capitán que era Puyol, un gran portero como Víctor Valdez, en fin, tenía un gran equipo el Barcelona y ganaba y ganaba y ganaba y ganó cinco Champions, cuatro en la época de Messi y una anteriormente en la época de Koeman, el nuevo técnico del Barcelona, todavía cuando Johan Cruyff era entrenador. 

Mientras el Madrid ganaba la Champions, el Barcelona ganaba la Liga, así se dividían en España los equipos, los títulos del futbol español y a Messi le permitían los directivos, sobre todo Bartomeu que ha tenido una actuación deplorable al frente de la presidencia del Barcelona, deplorable porque se lo dijo una vez Guardiola: “Si usted quiere que Messi, éste bien, rodéele de jugadores con las cuales el éste a gusto”.

Bartomeu lo intentó, trajo a cualquier cantidad de jugadores, desde Griezmann, pasando por Arthur, Coutinho, Dembélé y muchos no encajaban a lado de Messi, y no encajaban, y Messi se fue desesperando y más cuando en el Madrid, que había pasado también sus noches negras, apareció Zinedine Zidane, levantó al equipo, reestructuró al equipo, empezaron a llegar jóvenes sobre todo, latinos, brasileños, Vinicius, Rodrigo, jugadores muy jovencitos, rápidos, explosivos, con los veteranos como son Benzema, Sergio Ramos, el portero Courtois que es muy buen portero, Varane, Campeón del mundo, Casemiro, Kroos, para hacer un gran equipo.

El Madrid, regresando de la pandemia, le quitó el título al Barcelona, cuando el Barcelona se había ido con ventaja; para Messi fue un gancho al hígado y para el Barcelona también por su puesto, y viene la Champions y recuerdo un titular de un periódico español que decía ‘Con esto no nos alcanza’, y efectivamente no les alcanzó. 

Nadie se esperaba una goleada tan estrepitosa como la del Bayern Munich, el Bayern venía muy ajetreado, había sido la primera Liga en regresar después del virus, lo de la pandemia, los españoles tardaron mucho más tiempo en regresar en un torneo tan largo, ampliado, duro, igual que los italianos y los ingleses, y los representantes de esos países fueron eliminados en las rondas de Octavos o de Cuartos. 

Llegó por ejemplo el Olympique de Lyon, nunca aparecía en esas instancias, nadie lo esperaba, un equipo flojo en el futbol francés, llegó el Paris Saint-Germain porque no había jugado, estaba descansadísimo y aparentemente con Neymar recuperado, que no apareció en la Final y Messi lo resentía porque tuvo a Neymar de compañero e hicieron un triplete maravilloso entre él, Suárez y Neymar, pero los ciclos se van acabando, los jugadores van acumulando años, los clubes van equivocándose o van viendo otro tipo de jugadores. 

Finalmente, Bartomeu se ha equivocado de todas, todas, y llamó a Koeman de entrenador. Koeman es de procedencia holandesa, pero duró mucho tiempo como jugador en el Barcelona y con él, el Barcelona ganó la primera Copa de Europa en Wembley, dirigidos por Johan Cruyff. 

Koeman es un técnico que no le ha ido muy bien en clubes, pero sí en la Selección Holandesa, donde logró amalgamar a una gran cantidad de figuras dispersas del futbol holandés, de gran calidad para hacer una selección de primer nivel. Holanda es hoy una selección de primer nivel, mucho gracias a Koeman; sin embargo, por lo visto en una plática por Koeman y Messi, las cosas no se dieron como las quería Messi, todo mundo lo sabía, nunca se atrevieron a decirlo que Messi, era el hombre, el jefe del vestuario, era normal, todos le tenían un respeto especial por la calidad y porque maquillaba los partidos que jugaba mal el Barcelona y los ganaba.  

Hasta que finalmente en la última firma de contrato, Messi es un jugador que gana en Barcelona cerca de 12 millones de dólares al mes, 120 millones de euros al año, una cifra escandalosa para un futbolista, pero los vale Messi, mal pagado no estaba, bien pagado sí estaba.  

El Barcelona con Koeman le propuso a Messi que él encabezara la renovación; Messi era el Barcelona y el Barcelona era Messi. 

Por lo visto se revelaron algunos nombres de los que querían salir, entre ellos el de Suárez, Vidal, Rakitic, y algunos más. A Messi no le gustó mucho la salida de Suárez, no salió contento de la junta con Koeman, es un técnico de línea dura, no de línea blanda, comunicándole que no se iba a manejar como se manejaba anteriormente, con las famosas ‘vacas sagradas’ del Barcelona, sino directamente con el técnico. 

Y también fue una indirecta para Piqué, un hombre veterano pero de gran personalidad en el Barcelona, muy allegado a los colores blaugranas, y otros jugadores más. 

El Barcelona va a renovarse, tiene que renovarse como lo ha hecho el Real Madrid, como lo ha hecho el Bayern Munich, que también tuvieron épocas muy difíciles y muy oscuras, las aguantaron y se renovaron. El Bayern hace dos años era un desastre, hoy es Campeón de Europa. 

Messi se va porque en el contrato que firmó, había una cláusula que decía que, por lo que han dicho los periódicos y la televisión es que, si Messi el 10 de junio no avisaba nada, tenía que cumplir su contrato del 2021 al 2022, pasó el mes de junio metido entre la Final de Liga que la perdió el Barcelona, el inicio de la Champions en Portugal y Messi se acogió a esa cláusula porque tenía que cumplirla. 

Total, es un pleito de nunca acabar, la afición catalana está enojadísima con el presidente Bartomeu, ha pedido su dimisión, la seguirá pidiendo, Messi será un gran ausente en las filas del Barcelona, seguirá siendo fácilmente el mejor jugador del mundo, aunque tenga 33 años y esté en la recta del final de su carrera futbolística en buen nivel, tres años por lo menos y seguramente para equipos que lo habrán llamado, Guardiola, entre otros, el Manchester City, él, tuvo momentos inolvidables con Guardiola, los únicos equipos que han ganado dos veces el triplete son el Bayern y el Barcelona, hablamos de la Liga, la Copa y la Champions. Y Messi fue el culpable de que lo hiciera el Barcelona junto con todos los demás que hemos nombrado, jugadores que fueron fundamentales en la gran camada del futbol español, que ganaron dos Eurocopas y la Copa del Mundo. 

La pérdida de la Liga ante el Real Madrid y la perdida de la Champions por goleda, decidieron que Messi dijera ‘me voy’ y no hay poder humano que lo pare, y se acogen a que la FIFA prorrogó los contratos, yo entiendo que prorrogó los contratos por la pandemia para aquellos jugadores que le se les terminara el contrato en plena final de torneo o en plena Final de la Champions, no para jugadores que todavía tiene un año de contrato, pero eso terminará en tribunales, no terminará bien.  

La solución será dolorosa para uno y para otros, Messi estaba acostumbrado a jugar con el Barcelona y Barcelona con Messi, y que cosas tiene la vida, si alguien desbarató a Messi y dijeron cualquier cosa de él cada vez que jugaba con la selección argentina, ahí no era querido, lo llamaban pecho frío, no ganaba nada, fue subcampeón del mundo, algo que muchos países lo quisieran, pero en Argentina no lo consideraban argentino, lo consideraban catalán y la gran mayoría lo repudiaban, y Messi lo sentía, tan es así que en la última Copa América fue castigado tres meses por insultar a los organizadores de la misma, asegurando que era una mafia, que no querían que Messi ganara. 

Messi seguramente estará muy pronto con Guardiola en el Manchester City o en cualquier otro equipo, Barcelona tendrá que recomponer su plantilla urgentemente y debe seguir siendo rival del Real Madrid, primero se fue Cristiano y lo resintió el Madrid, pero se recuperó, y ahora es Campeón de Liga y ha ganado 13 Champions, el Barcelona, tiene 26 Ligas, cinco Champions y 30 copas. 

Son grandes equipos que tienen grandes jugadores y el Barcelona tendrá que preocuparse por levantar el equipo, renovar el cuadro, sin Messi el Barcelona bajará y luego volverá a la normalidad, igual que Messi, gran jugador al que admiramos muchísimo y le deseamos que triunfe al equipo que vaya y seguramente lo hará.