Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

Inicia la evolución azul

2019-10-09 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

MITO: Cruz Azul sigue igual, de nada sirvieron los cambios.

REALIDAD: Con Robert Dante Siboldi La Máquina es más ofensiva, tiene mayor presencia de área y se comporta de mejor forma en sector defensivo.

Con Pedro Caixinha la escuadra celeste generaba 23 jugadas ofensivas por encuentro, mientras que con Siboldi aumentó a 27. Con esto se comprueba que el equipo pisa más el área rival. En los tiros a gol también creció: de 13 con el portugués, a 15 con el uruguayo. Además de que en los disparos a portería de igual forma incrementaron de 3.7 en los primeros ocho partidos a 4.8 en los últimos cinco.

Checando las opciones de gol que se han creado con Robert al frente de los cementeros, éstos resuelven dentro del área el 53.2 por ciento de sus jugadas de gol, mientras que con Pedro era el 49. Con Caixinha tiraba más de media distancia con un 44 por ciento por un 36 con Siboldi.

En otros renglones en los que ha mejorado Cruz Azul son que con Robert recuperan el balón más los delanteros y los volantes, los defensores pierden menos el esférico (del 23 por ciento bajó al 16.9 por ciento).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NADA ES IGUAL, UNA SEMANA DESPUÉS 

Siboldi hizo seis modificaciones con relación al cuadro que utilizaba Pedro Caixinha, donde cambió a tres jugadores de posición (Orbelín Pineda, Igor Lichnovsky y Julio César Domínguez) y sacó a tres de la alineación titular (Edgar Méndez, Roberto Alvarado y José Madueña). Mismo funcionamiento, con acomodo diferente de los jugadores.

En los cambios estructurales se notan algunas diferencias. Con Caixinha, los cinco que más jugaron fueron: Jesús Corona, Pablo Aguilar, el Cata, Yoshimar Yotún y Roberto Alvarado, con Siboldi repiten tres (Corona, Aguilar y Cata) y se agregan Adrián Aldrete y Rafael Baca.

Los que con la salida de Caixinha fueron borrados son Méndez y Madueña. Y los que no juegan ni con el cambio son Martín Cauteruccio, Bryan Angulo, Guillermo Fernández, Santiago Giménez y Misael Domínguez.

CONCLUSIONES: Más allá de la mejora por el cambio de entrenador, poco a poco se nota la mano de Siboldi, que ha mejorado a la ofensiva y el equipo asume un mayor protagonismo, propone en campo rival, recupera más rápido el balón y los errores (balones perdidos) en zona defensiva han disminuido.

Son síntomas que señalan una mejoría en las 'formas', todavía falta replicar la intensidad y concentración que mostraron ante América el sábado pasado. Hay que dejar en claro que el pésimo desempeño no se puede olvidar por la victoria en el Clásico Joven. El equipo mejora, pero todavía está lejos de su techo futbolístico.