Raiders se despidió del mítico Oakland Coliseum con derrota ante Jaguars

Jugadores de los Jaguars festejan una anotación
Jugadores de los Jaguars festejan una anotación | AP
Jacksonville se impuso 20-16 a los malosos en la despedida de su inmueble
2019-12-15 | AP
Comparte en:

Gardner Minshew lanzó dos pases de anotación a Chris Conley en los últimos 5:15 minutos y los Jaguars de Jacksonville arruinaron el último partido de la NFL en el Oakland Coliseum al vencer a los Raiders por 20-16 el domingo.

Los Raiders (7-7) tomaron una ventaja de 16-3 y parecían cómodamente al frente antes de desmoronarse en los últimos minutos para empeorar un día de por sí sombrío en Oakland.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CARDINALS ROMPIÓ RACHA PERDEDORA TRAS VENCER A BROWNS

Los Jaguars (5-9) avanzaron 79 yardas para acercarse a 16-13 con un pase de anotación de seis yardas de Minshew a Conley.

Gardner Minshew deja un hombre en el camino

Oakland intentó consumir tiempo y dispuso acarreos en de Josh Jacobs y Derek Carr en primer down. Los árbitros determinaron que Carr abandonó el campo con 2:95 minutos restantes después de que intentó deslizarse dentro del terreno. Ello evitó que los Jaguars usaran uno de sus tiempos fuera.

Los Raiders incurrieron después en una demora de partido en la confusión y Tyrell Williams dejó caer un pase en tercera oportunidad. Daniel Carlson falló un gol de campo de 50 yardas pero tuvo otra oportunidad después de que Parry Nickerson fue penalizado por correr hacia el pateador.

Carlson volvió a fallar desde la yarda 45 y los Jaguars recuperaron el balón en la 35 con 1:44 por jugar. Minshew condujo un avance y conectó con Conley en la yarda cuatro con 31 segundos por jugar. Los Raiders movieron el balón a la yarda 40 de Jacksonville pero los pases desesperados de Carr fueron incompletos.

Algunos aficionados lanzaron objetos al campo pero la mayoría se mantuvo en silencio al termino del último de 327 partidos disputados en el Coliseum.

Algunos de los jugadores de los Raiders, incluido Carr, caminaron hasta las gradas para agradecer a los fanáticos, muchos de los cuales abuchearon al quarterback cuando daba una última vuelta al estadio.