Falleció Bill Bidwill, dueño de los Arizona Cardinals

Bill Bidwill, dueño de los Arizona Cardinals
Bill Bidwill, dueño de los Arizona Cardinals | AP
El propietario de la franquicia de la NFL murió este miércoles a los 88 años
2019-10-02 | AP
Comparte en:

William V. 'Bill' Bidwill, dueño de los Arizona Cardinals, falleció este miércoles a los 88 años, así lo anunció la franquicia de la NFL.

"Nuestro padre falleció este miércoles de la misma manera que vivió su vida: pacíficamente, con gracia, dignidad y rodeado de familiares y seres queridos", dijo el presidente de los Cardinals, Michael Bidwill, en un comunicado publicado por la franquicia. "Estamos abrumados por el apoyo que ha recibido nuestra familia, no solo ahora sino durante el último capítulo de su vida".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SEATTLE APROVECHÓ LOS ERRORES DE CARDINALS Y SUMÓ SU TERCERA VICTORIA

Bidwill dirigió una operación familiar que data de 1932, cuando su padre Charles compró a los Cardinals de Chicago, según por 50 mil dólares. El pequeño Bidwill fue un recogebalones para el equipo de 1947 que ganó el campeonato de la NFL.

Charles Bidwill no vivió para ver el triunfo de su equipo, muriendo a principios de ese año. La madre de Bill Bidwill, Violet, dirigió la franquicia después de eso, trasladó a los Cardinals a St. Louis en 1960.

Bill Bidwill alza el trofeo del ganador de la Conferencia Nacional

Cuando su madre murió en 1962, Bill y su hermano, Charles 'Stormy' Bidwill Jr., eran copropietarios del equipo. Bill Bidwill asumió la propiedad exclusiva en 1972.

Después de una disputa en un estadio en St. Louis, Bidwill trasladó a los Cardinals a Arizona en 1988 con un acuerdo de apretón de manos de que se construiría un estadio aquí para el equipo. Los Cardinals trabajaron durante 18 temporadas en el Sun Devil Stadium de la Universidad Estatal de Arizona, a menudo frente a una escasa multitud, antes de que los votantes finalmente aprobaran la construcción de una instalación de vanguardia en el suburbio de Glendale que abrió en 2006 y desde entonces ha recibido dos Super Bowls.

Los Cardinals vendieron todos los partidos en casa después de hacer del Estadio de la Universidad de Phoenix, ahora llamado State Farm Stadium, su hogar.

Los Cardinals tuvieron su temporada más exitosa en Arizona en 2008 cuando hicieron una sorprendente carrera al Super Bowl, derrotando a Atlanta, Carolina y Philadelphia en los Playoffs antes de caer ante Pittsburgh.