CMLL: 'La Comandante' rompió estereotipos para ser de élite

Norma Martínez, en duelo vs 'La Vaquerita'
Norma Martínez, en duelo vs 'La Vaquerita' | INSTAGRAM: @cmll_mx
La luchadora originaria de Ecatepec reveló falta de apoyo por parte de su padre 'El Pachuco'
2022-02-23 | SAÚL CANO
Comparte en:
La rudeza no es exclusiva de la lucha libre varonil, ya que en la otra rama, también es una de las características que salen a relucir entre las gladiadoras; La Comandante presume una historia de superación, en donde dejó atrás los estereotipos sobre las luchadoras, para llegar y triunfar en las grandes ligas.
 
Con la indiferencia de su padre como su mayor motivación, la mexiquense llegó hoy a 26 años de trayectoria profesional como una de los máximos referentes rudos en la historia de la lucha libre femenil.
 
Norma Martínez, oriunda del municipio de Ecatepec, creció admirando a El Pachuco, un luchador modesto y que también fuera su padre.
 
El oficio de su progenitor, la orilló desde muy temprana edad a querer vivir en el mundo de las llaves y contrallaves; tiempo después de haberse separado de su madre, el luchador y promotor le negó su total ayuda a sus hijas, tras informar que seguirían sus pasos arriba del ring.
 
La Comandante en encuentro de CMLL
 
"Cuando yo le dije que quería ser luchadora como él, junto con mi hermana, dijo que no porque él decía que las luchadoras eran de lo peor, en palabras fuertes”, contó La Comandante, en entrevista con RÉCORD.
 
“Me decepcionó por el lugar en el que yo lo tenía, porque yo decía que quería ser como mi papá”, agregó Martínez, quien ante la negativa de su padre, tuvo que trabajar para salir adelante en la vida.
 
La lucha libre no se podía quedar sin un personaje con sus características, y es por ello que Martínez, a sus 17 años, decidió alternar su trabajo en una fábrica de muebles con sus entrenamientos de lucha libre, esto con la única finalidad de tener seguro médico. Tiempo después, tuvo que elegir su camino por las constantes faltas al trabajo y se inclinó por su gran pasión, con motivación de cerrarle la boca a su padre.
 
Norma Martínez con 'Silueta' y Tiffany
 
“Le dije que le iba a demostrar que yo sí iba a llegar a las grandes ligas, lo que él no pudo hacer, lo iba a hacer yo como mujer”, relató la ruda del Consejo Mundial de Lucha Libre.
 
Él se separó de mi mamá cuando nosotros éramos chicos, y cuando decidí que sería luchadora, nos quitó la ayuda y nos negó como hijas. Eso fue lo que me hizo sacar la casta”, concluyó.