Opinión

Leonardo Riaño

Rudo, carismático y conocedor del pancracio de la A a la Z. El Comentarista del Rating llega a RÉCORD con la mejor información.

Canelo es impresionante

2021-05-15 | LEONARDO RIAÑO
Comparte en:

Ya es tiempo de aceptarlo, sé que cada vez son menos los haters, son menos aquellos los que odian a Saúl Álvarez y lo quieren ver tropezar, pero en serio, ya dejémonos de envidias y festejemos por él.

ENORME EXHIBICIÓN

Después de lo que vivimos en su pasada pelea frente a Billy Joe Saunders, no hay nada que reprocharle ni a Saúl ni a BJ. ¿Por qué? Porque Canelo hizo lo suyo, fue paciente, inteligente y poderoso cuando sintió el momento indicado.

El británico dio batalla, intentó, buscó golpear y no corrió por el ring, como la mayoría esperábamos. Fue un antagonista ideal, molestón, chingativo y grosero.

Fue el villano que todos queríamos que tuviera Canelo, no fue el clásico respetuoso y hasta a veces miedoso. Dio una buena batalla. Nada que reprocharle a los dos, ni a los más de 73 mil espectadores que llenaron el estadio de los Cowboys.

Fue un ambiente épico, la gente moría por salir, cantar, aplaudir. Una noche mágica, una noche especial -¿tú también lo leíste en voz de Luis Miguel?-. Hasta mis amados Aguilar lucieron perfectos. Pepé y sus hijos, Ángela y Leonardo, sonaron como nunca.

¡YA BASTA!

Hoy el mundo se rinde a Canelo y a su entrenador Eddy Reynoso. Son un par de mexicanos que hasta el momento han hecho las cosas de increíble manera. Basta a las críticas. El mexicano está acostumbrado a que sus ídolos sean como ellos, o como sus amigos, fiesteros, amantes del chupe, indisciplinados.

Aplaudamos que en una época distinta a la que vivíamos con Chávez, Barrera, Márquez y Morales, el número uno del mundo se llama Saúl Álvarez, es mexicano y es un orgullo. #CaneloEresGrande

GOLFITO PENDIENTE

En los pasillos del hotel burbuja, Canelo y yo ante toda la prensa y gente de box apostamos en el golf. Quedamos en jugar presiones, un tipo de apuesta en el golf.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CANELO, A SEGUIR HACIENDO HISTORIA