Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

El diablo y La Divina Comedia

2022-04-27 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Hablar del Toluca en este siglo es poder hablar de lo que sería la versión futbolística del libro 'La divina comedia'. Si los aficionados a los Diablos fueran Dante Alighieri, también podrían platicar de haber realizado un recorrido que empezó en el paraíso con los tiempos de Lebrija y Cardozo, continuó el infierno de una sequía de 12 años sin títulos y está en el purgatorio pagando por los pecados de haber sido cómplice del secuestro de un promotor y la contratación de jugadores de tan poca calidad como los Ian González, Vanegas y compañía.   

Desde que tengo memoria (y miren que ya estoy ruco) NO recuerdo haber visto un Toluca como el actual y recuerdo bien que en los 80's e inicios de la década de los noventas tuvo equipos malitos. Hoy el equipo que rescató don Nemesio Diez estaría por vivir su momento más vergonzoso de su historia: pagar multa por estar entre los tres peores.  

Tener una muy mala temporada la puede tener cualquiera, todos los equipos la han tenido. Pero en este caso son cuatro torneos consecutivos mediocres ¡cuatro! que sumados dan forma a la tabla porcentual. No, no podemos hablar de casualidad, mala suerte, persecución arbitral, no se puede justificar lo injustificable. Lo que son las cosas, la nueva crisis se desata de nueva cuenta luego de perder en casa otra vez ante el Atlas.   

En la Fecha 10 del torneo de Clausura 2020, el Toluca perdió contra el Atlas. Luego de 12 juegos sin ganar aquella fue la primera victoria de Rafa Puente Jr. al mando de los tapatíos, de las pocas que obtuvo. De aquel equipo del Toluca, de hace poco más de dos años, solo quedan: Leo Fernández, Bryan Castañeda y Luis García. Del Atlas, también quedan pocos: Camilo, Abella y Trejo. Curiosamente hace dos años los Diablos Rojos, al igual que hoy, también marchaban en la posición 15 del Clausura 2020 con 10 puntos, fruto de dos victorias, cuatro empates y cuatro derrotas. 

Después de esa dolorosa derrota, muchos medios, entre ellos TUDN, confirmaron una noticia: Francisco Suinaga, presidente de los Diablos Rojos, había presentado su renuncia, que esta la habría puesto sobre la mesa, aunque finalmente aseguran que fue el propio Valentín Diez Morodo, quien NO se la habría aceptado.  

CONTRASTES 

Ese momento no fue bien visto al interior, algunos miembros del Consejo Directivo del Deportivo Toluca ya se relamían los bigotes para buscar la ansiada sucesión, pues es un hecho que NO comulgan con la gestión de Suinaga y se quedaron con las ganas de tomar su puesto.  

Pero la situación de estos equipos sólo 25 meses después es contrastante. El Atlas, de Grupo Orlegi, que en aquel momento (2020) era desastre, meses después se reconstruyó a sí mismo: pagó una multa, cambió jugadores, presidentes y corrigió el rumbo, tanto así que es el actual Campeón. El Toluca, es el contraste: sigue el mismo consejo, el mismo presidente, hay distintos jugadores, diferente director deportivo, han cambiado de técnicos, pero sigue siendo el mismo desastre, solo que hoy con mucho peor porcentaje que en el pasado reciente.  

ÉPOCA DORADA 

La época de oro del equipo Toluca que coincide con la llegada de Rafael Lebrija a la presidencia del club. Toluca estaba en problemas de descenso, cortó a jugadores emblema como Luis Islas, que era una manzana podrida, y el Diablo se fue a los cielos. En aquella época, había mando y decisión, no un patronato ni un consejo.  

En aquel tiempo el equipo se administraba y trabajaba con poca gente: eran Rafael Lebrija, Vilchis, el eficaz y leal Ángel López, mientras que Juan Serrat era el enlace directo e importante entre el equipo y quien de manera directa le reportaba a Don Nemesio Diez y a Valentín. En aquel tiempo, él aún vivía y estaba más al pendiente de su escuadra, y no dudaba en presentarse de imprevisto a un entrenamiento para mentar madres y corregir el equipo cuando éste andaba mal.  

La salida de Lebrija dio origen a diversos rumores, unos alegaban que hubo manejos turbios en la contratación del Tecla Farías y que 'El Papayo' había obtenido una jugosa comisión por ello, otros rumores señalaban un complot orquestado por el grupito de administradores llegados del Grupo Modelo, como era la contadora Laura Rodríguez, el director financiero Roberto Salgado Mejía, el contralor Adán Tiburcio Villegas, y Fernando Limón, quienes habrían montado una truculenta auditoría, un 'cuatro' para señalar a Lebrija, obligar al dueño a echarlo para entonces ellos tomar el control absoluto, que era una gran tentación. En otras palabras: Lebrija les estorbaba. Por lo menos eso dicen las teorías recabadas en las entrañas del infierno.   

BASURA HUMANA 

Y de hecho los llamados 'Grupo Modelo' de la administración del Toluca, obtuvieron el poder total e indiscriminado durante varios años, y eso sin que alguno de sus miembros tuviera la presidencia del club, como tanto ansían. Pero desde ahí, desde sus cómodos escritorios actuaron con prepotencia, soberbia e impunidad.

Despidieron de cruel manera a personal que había dado toda la vida al club, pero lo peor fue que lo hicieron pisoteando sus derechos, las leyes, su historia y su legado, como sucedió en el caso de 'Don Juve' Beltrán, el cocinero, los utileros Juan Martínez 'La Mulita', así como Carlitos Vilchis, a quien despidieron teniendo cáncer, o también la salida del gran doctor Luciano Velázquez.   

Quizá como profesionistas estos contadores del Grupo Modelo fueron capaces y eficientes para Don Valentín, pero como personas son simplemente impresentables como lo relaté en mi columna 'En la cocina del infierno', hace unos años. 

Posteriormente se conformó la figura de un 'patronato', integrado por Fernando Ramos López y Roberto Salgado Mejía, que además fungía como un director de finanzas del equipo, además de los integrantes de la directiva: Laura Rodríguez Herrera, Roberto Salgado Mercado, Ernesto Sánchez, José Antonio Monroy, Fernando Velasco, Santiago Velasco, Jesús Vallejo, Adán Villegas y Alejandro Serrano, hermano del doctor José Luis Serrano, y otros personajes importantes de la ciudad.  

EL CONSEJO: JUEZ Y PARTE 

Años después ese patronato de papel desapareció o dejó de funcionar, el hecho es que se formó un Consejo Directivo honorario formado por amigos, conocidos de Valentín Diez y directivos importantes que eran ya empleados del club (los únicos que cobran en el consejo) y que de esta manera se volvieron juez y parte, lo que es absurdo; ¿Acaso iban a criticarse o enjuiciarse ellos mismos?    

¿Quiénes estuvieron y están en ese 'Consejo' Directivo? A medida que murieron algunos como Don Eduardo Monroy, dueño de 'La Moderna', han existido cambios en las estructuras administrativas y han nombrado nuevos y salido otros. Ha sido tan bizarro ese manejo que en un momento hasta Jaime León, director deportivo y socio del nefasto promotor Uriel Pérez, fue parte del Consejo Directivo.

Entre los miembros de ese criticado Consejo y hasta donde me quedé se encontraban: Ernesto Sánchez, Santiago Velasco, Francisco Suinaga, Antonio Naelson 'Sinha',  Adán Tiburcio Villegas (quien se jubiló recientemente) además de Francisco 'Panchito' Ruiz y Arturo Pérez Arredondo, este último es el abogado personal de toda la confianza del dueño, ya que tiene el poder de casi todos sus negocios. Hoy tiene mucho peso y en el FUTURO del equipo lo tendrá muchísimo más, más en las circunstancias de Don Valentín. No olviden el nombre de este importante personaje.  

TIMBIRICHE Y EL CONSEJO 

Quienes han estado presentes en esas famosas juntas del Consejo, nos dicen que no son más de dos o tres al año, cuando mucho, porque dependen de la agenda del dueño. También relatan que más que discutir de manera fundamentada de las problemáticas del equipo, en general es para palmearle la espalda a Don Valentín. Llegan con propuestas ya 'planchadas' al estilo de la Cámara de Diputados para simplemente aprobarlas luego de muy breves debates. La gente de futbol integrada en el Consejo, son las que tienen cargo oficial, el resto son amigos del dueño, aficionados, profesionistas o empresarios. 

Como es un ente privado no hay porque exigirle transparencia en la conformación del Consejo, así como para conocer la orden del día en sus reuniones y los pormenores a las decisiones tomadas, pues se forman una serie de rumores entre los aficionados a los Diablos Rojos, quienes señalan como gran culpable del desastre al famoso Consejo Directivo del cual recordemos, forma parte también el dueño, pues este no se manda solo, la decisión final la toma el dueño.  

Otros señalan con furia a la directiva actual, sin lograr imaginar que el dichoso Consejo y la directiva es como la canción de Timbiriche: 'Tú y yo somos uno mismo'. Lo que son las cosas, Suinaga quiere desaparecer al Consejo Directivo de la que es parte, mientras el consejo quiere poner a uno de los suyos en el puesto de Suinaga. Súmele eso que a Sinha le ha quedado inmensa la playera de director deportivo, tan grande como la inmensa calidad que tuvo como futbolista. Es una lucha libre, todos contra todos, en lo privado se la mientan, en lo público se abrazan, se saludan y sonríen para la foto.  

Ahí en la cúpula directiva escarlata, siguen los vicios de siempre: los directivos VIP, para lograr que el resto cumpla algunas decisiones de índole personal, sigue aplicando una vieja pero eficaz estrategia para ordenar: "Lo pidió el Licenciado Valentín"… cuando esas 'órdenes de arriba', ni venían de 'arriba', ni las había solicitado Don Valentín, quien estaba más ocupado en sus diversas actividades empresariales nacionales e internacionales, pero a quien le echan la culpa de algunas decisiones. 

EL SECUESTRO 

Gracias a este consejo disfuncional y a la discrecionalidad como han funcionado las diferentes directivas el equipo tiene 12 años dando bandazos, con algún chispazo fortuito, una alegría de vez en vez, más producto de la casualidad que de un trabajo. Son ¡12 años! Podemos decir que hoy los Diablos son un adolescente con calificaciones mediocres.  

Dicen que a 'ojo del amo engorda el caballo' y si esto es cierto ya todo tiene una explicación. Por diversos motivos, salud, ocupaciones y prioridades, Don Valentín no ha estado tan al pendiente del equipo, como en su momento estuvo don Nemesio, eran también otros tiempos.   

Hoy es diferente y quizá ahí encontraremos la explicación del porque hoy los antes poderosos Diablos Rojos, son hoy un equipo esquelético, famélico que da pena. Eso sí, tiene una casa (estadio) muy chingón, mucha casa para tan poco equipo agregaría un servidor.  

Gracias a eso desde por ahí del 2011, es que el promotor Uriel Pérez con el contubernio de Jaime León y otros administrativos, prácticamente secuestró al club. Salvo algunas muy, muy raras excepciones, en los últimos años al Toluca NO ha llegado una contratación que NO haya pasado por sus manos directa o indirectamente. La justicia y el fisco argentino le adjudican el no pago y lavado de dinero y señalan ingresos por más de 17 millones de dólares, solo en Estados Unidos, muchos millones de esas ganancias se obtuvieron del dinero de Valentín y de su Toluca.  

En los últimos meses, perseguido por la justicia argentina, Uriel ya no aparece directamente en las negociaciones de los extranjeros, pero NO lo necesita, tiene infinidad de prestanombres y empresas que operan y facturan por él. Recordemos las cuatro entregas de mis columnas: 'Negocios obscenos', donde relato lo que aparece en la carpeta de investigación de Argentina. “A Pérez Jaurena en Argentina, le adjudican dos inmuebles, dos vehículos de alta gama, un Jaguar y un Mercedes Benz, y un flujo bancario superior a 1.5 millones de dólares, repartido en tres bancos. En México, le achacan un departamento en Cancún valuado en dos millones de dólares, un palco VIP que comparte en sociedad con Jaime León (exdirectivo de Toluca) y un auto de alta gama sin especificar”.  

La lista de 'cracks' que Uriel Pérez le ha 'regalado' al Toluca es extensa e inolvidable: Javier 'Cangrejo' Cabrera, Maikon Leite, Fernando Tobio, Santiago García, Maximiliano Perg, Richard Ruiz, Manuel Salgueiro, Darío Botinelli, Cristian Borja, Rodrigo Gómez, Alexis Canelo, Enrique Triverio, Jesús Méndez, Gastón Sauro, Rigonato, Víctor Montaño, Pablo Velázquez, Wilder Guisao, Felipe Pardo, Pitu Barrientos, Emanuel Gigliotti, Jonatan Maidana, solo por mencionar algunos. Muchos millones tirados a la basura y muy poco para rescatar. Ninguno de ellos le ha podido dar un título a la afición.

En estas operaciones muchos se han hecho millonarios a costas del dinero de Valentín Diez, que aún ausente NO ha escatimado por honrar la palabra de su padre y mantener el legado del Toluca. Nunca les ha quedado a deber un peso, han recibido sus sueldos íntegros. Don Valentín NO ha fallado, es la gente en la que él confió en su momento quien le ha fallado, quien le ha traicionado y en este costal hay que poner directivos, jugadores, miembros del consejo, asesores.  

COMPARACIONES ODIOSAS 

¿Ya eligió a los mejores jugadores extranjeros traídos por Uriel Pérez y sumados a otros extranjeros que trajo el Toluca de manera independiente? Tómese algunos minutos y le invito a que haga memoria y seguramente coincidirá con este servidor. Ni aún en sus peores épocas Toluca se caracterizó por tener buenos extranjeros y si no eran tan buenos, nunca fueron tan malos como los algunos de los que están ahora.  

Empezamos por Rigonato, en lo personal considero que no le serviría ni para cargarle las maletas a Humoller o incluso a Darko Vukić, que fue ocupado como volante y lateral izquierdo, tampoco a Héctor Esparza, Taboada, Ramón de la Torre, Torres Salinas, ¿Quieren hablar de contenciones? Dónde ponen a Guisao, Richard Ruiz, Baeza*, Sierra*, si lo comparamos con Blas Giunta, Corti, Rosada, Romagnoli, Vicky Estrada, Pedro Munguía, Rangel, Ordiales, Ruíz, Israel López, Ferretti, etc.  (*NO los trajo Uriel Pérez). 

¿Hablamos de calidad de centrales, el talón de Aquiles de la época reciente? Con quien vamos a comparar a un Mauro Ramos, Matosas, Paulo Da Silva, Rigoberto Cisneros, Eduardo Ramos, Macías, Blanco, Dueñas, Novaretti, Graniolatti. ¿Con Maidana, Sauro, Santiago García, Perg o Tobio?    

En qué lugar pondrían a Canelo, flamante Campeón de goleo, junto a un Cardozo, Abundis, Carlos María Morales, Vicente Sánchez, Pereda, Mancilla, Iván Alonso, Estupiñán, Eugui, Medina, Alfaro, Amaury Epaminondas, recordemos que Alexis no es un centro delantero nato, sino que va de la banda hacia dentro. ¿Dónde ponen hoy a Leo Fernández*, su mejor extranjero, si tuvieran en la banca a un Juan Carlos Paz, Javier Cárdenas, Estay, Mane, Sinha, Lostanau, Morris Ruiz, Adir González, Didi, Depietri,  Marcelino Bernal, ETC.? (*No lo trajo Uriel Pérez) 

Bien dice el dicho que: “Quien No conoce a Dios, a cualquier santo se le hinca” y hoy me resulta incomprensible ver como un sector de los jóvenes aficionados escriban con nostalgia en sus redes sociales que extrañaban a 'Rigo-Dios' o Canelo. Una de dos, o no conocieron la historia del equipo y sus extranjeros o de plano ya se conforman con muy, pero muy poquito, cuestión de gustos. 

Lo cierto es que este diablo ya no asusta a nadie. Da pena, todavía está en sus manos salvar en sus manos el evitar la multa, si le gana al León, e incluso lograr una milagrosa calificación a la repesca con una combinación de resultados, una de las bondades que da este mediocre sistema de competencia donde solo los malos entre los malos no califican a la siguiente fase. 

Toluca vive ahora un verdadero infierno. Muchos pecadores arden por críticas a las que le sobran razones. La directiva por no ser responsable y solidaria a los esfuerzos del dueño, por sus malas elecciones y decisiones. Ignacio Ambriz, por aceptar un proyecto que no tenía cabeza, por no poder adecuar un sistema defensivo mucho menos vulnerable a pesar de las carencias del plantel, que, si bien no le haría candidato al título, le habría permitido tener un torneo menos vergonzoso. El Consejo por ser comparsa, barberos impolutos de Don Valentín, que por miedo, pudor o grilla, no se atrevieron antes y menos ahora a decir las cosas como eran, como son realmente, para así abrirle los ojos. 

Por hoy se me acabo el espacio.... pero no esta historia.  

“Los poetas abandonan el infierno y contemplan de nuevo las estrellas”, Dante Alighieri (La Divina Comedia).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GRUPO DE ANIMACIÓN DEL TOLUCA ABANDONÓ EL NEMESIO DÍEZ COMO PROTESTA.