Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

Tiempos de cambio

2022-06-14 | FELIPE RAMOS RIZO
Comparte en:

Recientemente, se anunció la salida de Arturo Brizio, de la Comisión de Árbitros, noticia que nos deja un amargo sabor de boca porque hace cinco años pensamos que llegaría a componer el desastre que nos dejaron gente como Padilla, Mancilla e Iñárritu, que habían dirigido el arbitraje, pero ¡oh sorpresa!, ya que fue todo lo contrario.

Se va con un rotundo fracaso, porque en lugar de mejorar se empeoró. No fue el director que esperábamos. Se olvidó de la capacitación, instrucción y se rodeó de un grupo de ratas que se aprovecharon de que Arturo los dejó hacer de todo y, junto con su desinterés por mejorar, pusieron el arbitraje en la peor crisis.

Permitió que le impusieran gente en la Comisión, le cambiaban designaciones y creó la peor desunión de los árbitros, por los grupos que formó él y su gente; trajo a su compadre Arturo Ángeles, que no sirvió de nada; permitió toda clase de abusos por parte de Mauricio Morales, Julio Escobar, Quetzalli Alvarado, José Santana y muchos más, que ojalá el que llegue los corra, son un virus que atacó el arbitraje y que hay que curar en forma inmediata. Son unos abusivos, vivillos y cuatreros.

El VAR fue un desastre, lo dejó en manos de Miguel A. Chacón, que también se tiene que ir. Con él tuvo compromisos personales, por eso lo tenía en ese puesto y desde que incorporaron el VAR al futbol mexicano, no dio el resultado que se esperaba. Lógico, es una persona muy limitada, agregando que incorporaron a los amigos, familiares y gente que les hacían favores para operarlo, motivo por el cual fracasó.

Lo más triste es que se va, dejando un verdadero desastre. El arbitraje nacional quedó muy fracturado, no encontré algo positivo que haya dejado en su paso por el arbitraje. Creo que lo más recordado será: "Decisión arbitral correcta".

QUIÉN LLEGA

El problema no es quién llega. Hay gente capaz que puede dirigir el arbitraje, lo importante es que la Liga lo deje trabajar independientemente y los directivos no le metan mano al arbitraje.

Lo malo es que, de inicio, tendrá que quedarse con el chileno Osses, primera imposición de la FMF. Gente que no sirve para nada, un hombre que fue acusado de fraude en su país y sigue al frente de la capacitación del arbitraje mexicano y con quien Arturo Brizio tuvo grandes diferencias.

También tendrá que quedarse con algunos miembros de la Comisión, ya que son los que pasan información a directivos de la Liga de lo que sucede dentro del arbitraje.

Desafortunadamente, seguiremos viendo un presidente de la Comisión de Árbitros sin poder tomar decisiones. Arturo así lo dejó y no creo que el yugo federativo le permita hacer cambios. Si quieren un títere para manejar el arbitraje y que sólo reciba su paga, seguramente lo encontrarán, pero el arbitraje seguirá igual o peor. Supongo que gran parte del fracaso de Arturo fue aceptar estas condiciones.

LA FINAL

Hay fuertes rumores de que en la Final en Pachuca, donde el sistema de comunicación falló durante casi todo el partido, en el cuchitril, o sea el camión del VAR, hubo dos personas ajenas al cuerpo arbitral y que estas personas también tenían diademas y estaban escuchando lo que decían los árbitros.

Esto causó que se saturara la intercomunicación y surgieran las fallas. Ojalá que la Liga inicie una investigación porque, de ser cierto, se tendría que sancionar severamente a quien autorizó a estas dos personas a permanecer dentro del camión y crear el problema con la intercomunicación. Cosas que sólo pasan en nuestro querido arbitraje.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: BUEN 'DESMOTHER'