Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Trituradora

2022-04-22 | Christian Martinoli
Comparte en:

Con la segunda renuncia presentada por Ariel Holan en el León, por fin aceptada, el campeonato mexicano en 15 fechas de torneo ya despachó a la mitad de los entrenadores que comenzaron el certamen.

Ni el tema de la bondadosa reclasificación, que le permite a dos terceras partes de los equipos seguir en competencia una vez culminada la fase regular, ha logrado que las dirigencias vean plazos más largos para sus apuestas en el banquillo.

Se podría pensar que sin descenso esto aún relajaría más a los directivos pero el asunto de que tres equipos paguen multa incomoda a varios, lo paradójico es que los más golpeados ni se inmutan, ya que Bravos y Xolos no se librarán de pagar y son clubes que mantienen desde la fecha uno hasta ahora a sus entrenadores.

Por ejemplo de los seis equipos de la tabla que a dos fechas de culminar el torneo no entrarían a repesca, se encuentra además de Juárez y Tijuana, el Toluca, que tampoco ha cambiado de DT, y está tratando con Ambriz de evitar el bochorno de terminar como el peor tercer equipo del futbol mexicano en cuanto a números acumulados, obra construida desde hace años pero que está finalizando esta temporada con cuatro futbolistas suspendidos dentro del plantel choricero y con un margen de error mínimo ante Mazatlán, el otro que hoy estaría multado.

Toluca trae una lucha interna llamativa que levanta también el debate hacia muchos otros clubes en donde no se aplica mano dura internamente y se toma la decisión sencilla de echar al máximo responsable del vestidor.

Claro está que en el caso de Ambriz, su disciplina conlleva riesgos importantes como no encontrar la forma de arraigar la idea dentro de un plantel corto que no te da variantes si decides castigar jugadores, por ende que el perfomance en cancha sea lamentable y los resultados esquivos.

La mitad de los equipos en la Liga MX no tienen el dinero suficiente disponible o no quieren gastarlo para mejorar y competir desde otro sitio, lo ven como pérdida de recursos y de tiempo sin garantía alguna de éxito, entonces cuando la irregularidad se apodera de ellos los tirones son muy fuertes y la cuerda suele romperse con el director técnico.

Nada nuevo, acá y en China, el tema es que con las segundas oportunidades que da el sistema de competencia se podría pensar que todos estarían un poco más laxos y buscarían respaldar proyectos, no obstante nada cambia, los jugadores siguen siendo los menos responsables de lo que pasa cuando se cierran las estadísticas y el balompié azteca se mantiene como una trituradora de entrenadores.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AMÉRICA: ZENDEJAS, EL MEJOR ANOTADOR MEXICANO DEL AÑO FUTBOLÍSTICO