Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Pensando en la Concacaf

2022-04-12 | Christian Martinoli
Comparte en:

Ambos buscan desde sus presupuestos la estabilidad numérica dentro del campo. Parece que Cruz Azul por ahora está cómodo en la tabla como quinto general a pesar de que no convence a la mayoría de sus seguidores mientras que los Pumas tienen una disputa fuerte con sus propios alcances y todavía no encuentran la regularidad deseada.

Hoy la Liga, por más que uno se ubique muy cerca de los sitios de liguilla directa y el otro rasguñe sin mucho rango de error posiciones de reclasificación, es el punto de menos afán para ambos clubes teniendo como punto focal de disputa la Vuelta de hoy de la Concachampions, torneo de no mucho abolengo pero que mientras los equipos mexicanos no vuelvan, si es que algún día regresan, a competencias sudamericanas, será el trofeo internacional que los haga medianamente diferentes en nuestro país.

Últimamente los duelos entre estas ambas escuadras han resultado coloridos, desmedidos y hasta volubles; con marcadores irreprochables y a la vez inverosímiles. La verdad que se está dando un agradable cruce en donde ambas escuadras buscan el arco rival con relativa insistencia.

Pumas tiene mucha jerarquía en el arco gracias a un Talavera extremadamente maduro mientras que del otro lado en lo que regresa el interminable Corona, la versión “talaveresca” del Azul, deberá sufrir con un voluntarioso y arrojado Jurado, pero fuera de ritmo y lo más peligroso de todo sin los fundamentos completos que un arquero debe cubrir para atajar en un club tan grande y de semejante exigencia.

En el lado cementero atrás hoy la defensa no da certidumbre y la falta frecuencia de juego en el medio sector provoca que el gran señalado por varios fanáticos sea Baca, elemento de recuperación y muchas veces primer pase de salida, pero como no es un habilidoso ni mucho menos lanzador u organizador pero cierto sector del público se resiste a su presencia y ponen como ejemplo el derroche físico que por un costado genera Rivero y la secuencia de recepción y pase que aporta Lira, sin olvidar el desgaste de ida y vuelta con cambio de ritmo y generación que busca darle Rodríguez, hoy lesionado.

Arriba hoy el cuadro cementero busca en Antuna el desequilibrio y que Giménez se afine mientras el chileno Morales se adapta, Tabó recupera la confianza y Romero regulariza sus condiciones de figura al club con el que hoy tiene contrato.

El cuadro de Reynoso está lejos de ser su mejor versión pero trata por el momento de encontrarla de la mano de los resultados más no del juego.

Los de Lillini, sabemos bien que son un equipo justo con pocas opciones de cambio, basados en despliegue físico intenso y que su zona de generación sea más rápida que la del rival. Tiene dos centrales físicamente dotados y dos laterales dispares, uno que marca y sube poco y otro que sufre mucho en los mano a mano defensivos pero va a todas en ataque y suele ser asistidor de Dinenno.

La camada brasileña que llegó pareciendo cualquier otra cosa que futbolistas de Primera División, se han asentado de manera poco esperada luego de un lamentable inicio en nuestro futbol y hoy sobre todo Meritao, en el centro de la cancha maneja los tiempos y es quien baja cuando puede las revoluciones de un equipo que busca jugar a mil por hora y Rogerio, es ya un segundo delantero que se acopla con sacrificio a las exigencias que tenga el centro atacante y de todas formas logra lucir.

Pumas desde lo anímico tiene una interacción muy fuerte con su cuerpo técnico y eso se nota. Se creen mutuamente mientras que en el Azul todo gira en torno a la abundancia que te puede dar un plantel con mayor cantidad de armas.

Hoy la Liga para ambos pasa relativamente a un segundo plano, ojo, no se descarta para nada, el asunto que con la Vuelta en el Azteca, hizo que la visita de Pumas a Puebla no fuera tan vital y mucho menos la de la Máquina a Mazatlán, tomando en cuenta la antes mencionada posición en la tabla general que ayuda sustancialmente al cuadro de La Noria en poder darse un “descanso”.

Por ello no nos extrañó que el fin de semana pasado, ambas escuadras dosificaron esfuerzos y modificaron de manera importante sus cuadro titulares en la Liga, todo sea por la bendita Concachampions, válgame Dios, ¿quién podría haberlo imaginado?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AMÉRICA: LA DELANTERA, EL ASUNTO PENDIENTE EN LA ERA FERNANDO ORTIZ