Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Madrugada de placer

2021-07-23 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Redondo el debut del equipo de Lozano en los Juegos Olímpicos ante Francia. La escuadra mexicana lució por amplios lapsos del partido como un equipo lúcido y confiado de su idea, con un Alexis Vega y Diego Lainez ligeros y protagónicos.

Con un Henry voluntarioso, luchador e inteligente para soportar de espalda al arco. Con Aguirre y Sánchez dispuestos al sacrificio de ida y vuelta por los costados. Con chispazos de calidad de Romo, Rodriguez y Córdova. Con la sapiencia de Vásquez y Montes atrás, (salvo la imprudente barrida que provocó un penal), así como con un Ochoa sólido en los momentos en que tuvo que aplicarse.

Le salió casi todo perfecto en el primer partido, incluso supo, en el lapso inicial, resistir unos 15 o 20 minutos en donde los galos propusieron mayor choque y distribución en medio sector y aún así el cuadro azteca nunca desmereció en calidad y esfuerzo.

De un plumazo el conjunto nacional borró el triste recuerdo de Río de Janeiro y evocó de arranque los aires de placer que surgieron hace ocho en Londres. México pegó rápido y duro después del descanso y Francia nunca más pudo soportar el trámite.

Los mexicanos detectaron sangre en los titubeantes centrales europeos y recargaron la mano por ahí, fue 4-1 que lució más que justo y que encamina de manera interesante a que el equipo busque sumar ante el anfitrión para meterse en los Cuartos de Final.

Madrugada mexicana grata, tarde nipona sobresaliente, cambio horario que el aficionado debió padecer de entrada pero que seguramente se sintió retribuido por semejante despliegue de dinámica y juego de equipo. Falta mucho pero empezar mejor era imposible. Fue una gran mañana para el futbol mexicano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA APUESTA