Opinión

Arnaud Drijard

Founder & CEO Sport Innovation Society (@SiS)

Innovación, la fuerza impulsora

2022-03-20 | ARNAUD DRIJARD
Comparte en:

En Sport Innovation Society fomentamos la innovación como fuerza impulsora para el crecimiento y el impacto positivo. Nuestros servicios están hechos para personas y organizaciones abiertas al cambio para desarrollar una ventaja competitiva y diseñar su futuro.

Muchas personas piensan que inventar es innovar, que una idea es una innovación, que siempre es disruptiva. Mitos puros. Definimos la innovación como la creación de una nueva oferta de valor viable para resolver problemas que importan.

La innovación no es una moda y se trata de resolver los problemas que importan. Y hay un proceso para que esto suceda, comienza por obtener información para definir el problema. Y cuanto más preciso sea el problema, mejor será la solución por venir. La mayoría de las personas quieren ir a la solución sin comprender la situación, lo que conduce a soluciones ineficientes.

Profundizar en el caso, tomarse el tiempo para definir el problema y validarlo es vital, primeros pasos que no deben perderse, que guiarán los siguientes. Y sí, es un reto transformar la complejidad en simplicidad. Una vez que el problema ha sido definido viene el paso de generación de ideas.

Nunca se sabe de dónde vendrán las mejores ideas. Una vez que se tengan se trata de evaluar y seleccionar las que pueden marcar la diferencia con métricas definidas. Luego viene el programa piloto para probar la ejecución, obtener conocimientos profundos para adaptarse e iterar, y si hay potencial para escalar la solución y hacerla parte de las operaciones del negocio.

Cuando hablamos de innovación, podemos identificar tres tipos: incrementales, disruptivas e innovaciones transformadoras. La innovación incremental mejora los productos, servicios y procesos existentes dentro de una organización. Y créanme, puede sonar trivial, pero no lo es.

Si cada uno mejora diariamente, la suma tendrá resultados exponenciales. La famosa agregación de ganancias marginales creada por Dave Brailsford (exdirector de rendimiento de British Cycling) es un ejemplo para el deporte.

Llevó a su equipo a mejorar un 1 por ciento cada día y lo llevó de cero a ser el país líder en ciclismo. Y sí, esta metodología aplica en cualquier empresa. Las innovaciones disruptivas ofrecen servicios y productos a los mercados existentes, y productos existentes a nuevos mercados. Conduce al crecimiento.

Las innovaciones transformacionales son más profundas, se trata de construir nuevos modelos de negocio y es posible que tenga en mente, por ejemplo, Netflix, Airbnb, Uber, etc.

La innovación es más un proceso que un producto final. Y se puede aplicar en cualquier parte de una organización, desde modelos de negocio a productos y servicios, a marcas y canales. Al final siempre volvemos para resolver los problemas que importan, lo que nos lleva a un impacto significativo. Y, por supuesto, durante todo el proceso las métricas son clave, pues lo que no se mide no se mejora.

Creemos que hay cuatro fuentes principales de innovación: mercados, clientes, tecnologías y regulaciones.

Las innovaciones transformadoras están en el centro de esos cuatro pilares: las tendencias del mercado, las tendencias de los clientes, las nuevas tecnologías que aprovechan las oportunidades y las regulaciones que lo hacen posible. Para comprender la situación es esencial centrarse en esos cuatro temas y sus tendencias.

En Sport Innovation Society (SiS) ayudamos a nuestros clientes a desarrollar sus estrategias de negocio e innovación. Es fascinante diseñar el futuro que queremos tener y apoyar a las organizaciones para obtener lo mejor de sí mismos. ¡Póngase en contacto si el tema es de su interés!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA OBESIDAD ¡NO MEJORA!