Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

El abrazo al 62’ no es suficiente

2022-03-17 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

Cada vez que se propone un cambio frente a una situación límite o de una grave crisis, los rituales son el primer paso para iniciar la recuperación. Esto se aplica cuando se diagnostica una enfermedad de alto riesgo, cuando se quieren dejar las adicciones o bien en el cambio de conductas que se requieren durante una terapia familiar.

El ritual de cambio habla positivamente del inicio del proceso, en el que se manifiesta la conciencia y el compromiso con la necesidad de cambio. Sin embargo, en muchas ocasiones, aunque se haya sufrido mucho con la situación, esto no es suficiente. A lo largo del tiempo, cuando las estrategias fallan, el ritual queda atrás generando incredulidad y tristeza.

Celebro el hecho de que estos rituales sirvan para manifestar el deseo de cambio en la Liga MX, pero en definitiva, no son suficientes. Volaron palomas, se hizo un clásico sin colores y se detuvieron los partidos para que los jugadores se abrazaran momentáneamente generando conciencia sobre la erradicación de la violencia. Se han establecido lineamientos de seguridad importantes y hasta novedosos.

Los líderes relacionados al deporte también han declarado mensajes a favor de la paz, reforzando la campaña “Unidos somos más fuertes” y “Grita por la paz”. Se dice que se aprobaron medidas históricas, como el aumento de elementos policiales, el reconocimiento facial y la aplicación de un Fan ID.

En algunos casos la restricción de venta de cerveza para el grupo de animación local, la prohibición del acceso al grupo de animación del equipo visitante, se suspenden los apoyos a dichos grupos, se fortalece el sistema de videovigilancia y se modifica el Código Penal y la ley General de Cultura Física y Deporte.

Sostener estas estrategias será el verdadero reto. La consistencia en la aplicación de las iniciativas será la clave. Aún falta lo más difícil: manejar la resistencia al cambio y las manifestaciones que habrá por parte las barras, la inversión económica que implicará en los clubes, la logística necesaria para mantener la seguridad, garantizar el apoyo del gobierno y de los cuerpos policíacos. Se ha expresado ya en otros medios que este problema de violencia es causado por enormes omisiones de las partes involucradas y por falta de protocolos eficaces.

Los rituales son el inicio, el primer paso. No quiero menospreciar el esfuerzo de la Liga MX, pero han hecho lo más sencillo. Hemos visto cosas similares ante los terremotos o situaciones de crisis de problemas con el narco y el desalojo de comunidades y, sin embargo, los problemas aún persisten. Todavía hay gente sin hogar que se manifiesta y suplica por la ayuda prometida con tanto ahínco y que aún no les ha llegado.

Esta es una columna de propósito, no quiero criticar lo hecho hasta ahora, pero no podemos caer en el abrazo fraterno y el compromiso para pensar que esto se ha solucionado. Apenas inicia la historia de frenar a estos grupos violentos y sin censura. Nos falta atestiguar las verdaderas batallas para detenerlos y las acciones de cero tolerancia para aplicar los nuevos protocolos. Levanto la voz para que observemos de cerca cualquier incidente violento por mínimo que sea y observar de cerca la forma en que sea solucionado con las nuevas estrategias.

Estimados lectores y lectoras, aprendamos que el inicio del cambio inicia con un ritual y que este compromiso no significa el logro de la nueva meta. Es sólo la manifestación del deseo de mejora. Debemos hacer lo más difícil, sostener en el tiempo el esfuerzo requerido, que será enorme, para erradicar una enfermedad, una adicción o la violencia intrafamiliar.

Deseo firmemente que las autoridades estén conscientes de que el abrazo en el minuto 62 no es suficiente.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿GRUPOS DE ANIMACIÓN O SOCIÓPATAS?