Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

El ajedrecista

2022-04-27 | Alberto Bernard
Comparte en:

Mito: Reynoso mueve como piezas de ajedrez a la Máquina, da la impresión de ser un desorden pero el equipo nunca ha bajado del sexto lugar en el torneo.

Realidad: Juan Máximo Reynoso se ha mostrado como un director técnico que maneja a los jugadores en diferentes circunstancias dependiendo del juego, un aspecto que fue fundamental en el titulo, hoy lo que era una virtud se convirtió en un problema. Esta versión de los azules cambia demasiado, sufre demasiado en los ajustes que parecen más una solución improvisada que algo planeado.

Cambios de posiciones, intercambio de roles, modificaciones sobre la marcha, todas pasan durante 90 minutos.

Incluso hay jugadores que llegan a desempeñar tres posiciones distintas en el mismo partido, ¿genialidad o improvisación?, cuando gana es catalogado como visionario, si pierde lo señalamos de ejecutar almohadazos.

Ante el Atlético de San Luis se vivió un claro ejemplo de cómo Reynoso maneja su equipo como en un videojuego.

Inició repitiendo la alineación que utilizó ante Gallos Blancos, con Aldrete de central junto con Aguilar, Mayorga y Cata como laterales; Lira y Baca en una doble contención, Rivero como volante izquierdo (jugando cerrado), Antuna como puntero derecho; Romero y Tabó la pareja de atacantes.

A los 25 minutos indicó que Rivero y Antuna invirtieran de banda.

Al medio tiempo se vino el primer cambio desde la banca. Sacó al lateral Mayorga y metió a Giménez y comenzó la ruleta de modificaciones, Rivero descendió de volante a lateral para cubrir a Mayorga; Romero se abrió a la banda para ocupar la posición de Rivero y Giménez se colocó como segundo centrodelantero.

Al 60, triple cambio y modificó toda la línea defensiva, sacó a Aguilar, Baca y Romero. Ingresaron Abram como central por izquierda, Aldrete se abrió como lateral, Rivero pasó a ser el segundo contención; Escobar ingresó como lateral derecho, con esto el Cata pasó a ser central en lugar de Aguilar y Morales entró para acompañar a Santiago Giménez por lo que Tabó se movió como extremo izquierdo.

Conclusiones: Únicamente Lira y Jurado no se movieron de su posición, los otros nueve puestos cambiaron o fueron sustituidos. El uruguayo Rivero jugó en tres posiciones distintas, inició con una línea de cuatro defensores y acabó con una totalmente distinta.

Reynoso camina en la delgada raya de la genialidad o la locura. Su estilo rebasa los limites, sobretodo porque con tantos ajustes el equipo termina desorientado, aunque hay que reconocerle que de esta forma fue campeón. El técnico cruzazulino se está convirtiendo en el ajedrecista incomprendido. ¿Planeado o improvisado? ¿Qué Cruz Azul estamos viendo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: POLO SILVA SOBRE TALAVERA Y LILLINI EN PUMAS: 'TENGO CONFIANZA DE QUE SE QUEDARÁN'