RECORDLogoRECORD

"No tenemos que demostrar nada a nadie": Marcelo

Marcelo, durante entrenamiento con el Real Madrid
Marcelo, durante entrenamiento con el Real Madrid | Foto: EFE
El defensor del Real Madrid se dice motivado frente a la posibilida de volver a ganar la Champions
2018-02-13 | EFE
Comparte en:

Marcelo, segundo capitán del Real Madrid, aseguró en la víspera del duelo contra el PSG en Liga de Campeones, que no tienen herido el orgullo ni tienen "que demostrar nada a nadie", confiado en que la motivación y el trabajo les llevará a superar la ronda de Octavos de Final.

"Llegamos con una motivación muy grande, sabemos lo que es ganar la Champions y vencer cada partido que nos motiva muchísimo. He ganado muchos títulos con el Real Madrid, pero a diario tengo la motivación de luchar para ganar más. Nos ayuda a luchar por este partido y por lograr el título", manifestó.

"No tenemos que demostrar nada a nadie, sabemos lo que podemos dar y es un partido muy bonito que todos los jugadores quieren jugar. Que la gente hable mal no nos molesta, porque tampoco se nos sube a la cabeza cuando lo hacen bien", añadió.

Marcelo defendió la figura de Zinedine Zidane y aseguró que están "a muerte" con su entrenador. "Es una persona muy cercana que nos ha ayudado muchísimo cuando llegó al Real Madrid y nos sigue ayudando. Es un grandísimo entrenador".

"La situación no es en la que queríamos estar, pero él ha hecho mucho por el equipo y lo va a seguir haciendo para que las cosas vuelvan a ser como antes. Tiene mucha paciencia, cree en su trabajo y nosotros también", opinó.

Por último, restó importancia al sistema por el que apueste Zidane y aseguró que nada afectará en el terreno de juego a los futbolistas del Real Madrid.

"Estamos acostumbrados a la presión, siempre la hay. Llevo aquí once años y es normal. Tenemos que saber estar con la cabeza muy fuerte, con la mente muy tranquila para hacer bien nuestro trabajo. La presión no nos molesta para nada, estamos acostumbrados a jugar con ella. En todos estos años nunca nada ha sido fácil", sentenció.