Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en Radio Centro Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

Se perdió emoción en campeonato de goleo

2019-11-08 | Luis Castillo
Comparte en:

Se terminó esa emoción que solía darse en la parte final del torneo con la lucha de goleo individual. En este Apertura 2019, los equipos dejaron de tener atacantes definitorios que solían tener un protagonismo importante.

En este segundo semestre del año, contrario a lo que se pensaba, no hay un jugador que se haya convertido en referente de la Liga y es extraño, ya que se pensaría que en el año que todos los equipos están certificados no hicieron una inversión importante para tener un atacante que les garantice ser un candidato al título.

El actual líder del torneo, Alebrijes de Oaxaca, encontró a Diego Jiménez como su gran referente en el gol. El exjugador clave para el ascenso de Lobos BUAP hace un par de años lleva cinco goles con el equipo oaxaqueño, que le han significado 15 puntos; es cierto que se encuentra en la tercera posición del liderato de torneo, pero los goles de Jiménez han sido trascendentales. Aunque no ha tenido el protagonismo de antaño, esperemos que en la Liguilla pueda convertirse en ese jugador explosivo.

El sublíder del torneo, Atlante, tiene como referente en el ataque al uruguayo Sebastián Sosa, quien en su primera campaña en el futbol mexicano lleva cuatro goles en el torneo regular. Sosa proviene del Cerro Largo de su país y Quilmes de Argentina, tiene pocos goles en referencia a su último torneo, donde sumó once anotaciones. Sin ser un jugador explosivo, es el que puede ser clave en la Liguilla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CORRECAMINOS RECURRIÓ A LA BRUJERÍA PARA SALIR DE LOS MALOS RESULTADOS

Después de Sosa, los mejores goleadores de los azulgranas son Omar Islas y Erik Vera, con dos anotaciones cada uno.

En Zacatepec, con Ricardo Valiño, es el equipo que aprovecha el tener delanteros con amplia experiencia en la división, Gustavo Adrián Ramírez y Rodrigo Prieto. El futbolista sudamericano ha marcado cinco goles con los morelenses y Prieto cuatro dianas. En su momento, estos dos atacantes han sido puntales en diversos proyectos que han logrado trascender, después de ellos se reparten los goles en Zacatepec Giovanni Hernández y Kevin Magaña, con tres anotaciones.

El cuarto lugar del torneo, Tampico Madero, tiene un jugador emergente en la Liga de Plata: Jesús Alberto Ocejo. Es hoy por hoy la gran revelación del campeonato. El futbolista nacido en Hermosillo, Sonora, tiene seis goles en el torneo, que le han significado once puntos a los dirigidos por Mario García, que fiel a su costumbre siempre tiene esa capacidad de darle la oportunidad a jugadores que puede sacarle lo mejor de sí y con Ocejo no es la excepción. A los 21 años de edad, Ocejo puede tener un gran torneo y recalar en Santos o Atlas en diciembre próximo.

En Celaya, Ricardo Marín, con sus cinco goles, tiene a Celaya en zona de clasificación. La explosividad de Marín con los guanajuatenses coincidió con la llegada en la dirección técnica de Héctor Altamirano, el exjugador de América y Necaxa. En la Jornada 9 realizó un gol en la victoria sobre Tampico Madero; en la 10, contribuyó con dos anotaciones en la goleada sobre Loros; en la 11, fue el único anotador en la derrota ante Atlante; y en la penúltima jornada, sumó una anotación más sobre Chiapas.

Leones Negros, sexto lugar, tiene como máximos romperredes al veterano Omar Bravo, Jorge Mora y el panameño Jorlian Sánchez, con tres goles. Mineros, séptimo clasificado, tiene como goleador a Mario Pérez, ex de América y Lobos, con cuatro.

Todos ellos contrastan con Víctor Mañón, de Loros, que con ocho goles es líder de goleo, pero sus anotaciones no ayudan al equipo de Víctor Hugo Mora a ser uno de los protagonistas, mismo caso de José Raúl Zúñiga, de Potros UAEM, y Matías Britos, con Correcaminos.