Opinión

José Ramón Fernández

Con casi 50 años de experiencia, José Ramón Fernández es el máximo referente del periodismo deportivo en México y ahora puedes disfrutar su opinión en RÉCORD

Ojalá resurjan los Pumas

2020-02-13 | JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ
Comparte en:

Escribir sobre Pumas significa para mí una gran pasión, en primera, porque es un equipo al que tuve el placer de seguir mucho tiempo durante mi carrera como comentarista y como narrador de los partidos de los Pumas de la Universidad.

Aquel gran equipo estaba formado por jugadores casi desconocidos en el futbol mexicano, jugadores como Cabinho, Spencer o Muñante, que era una gran figura de Perú; Cándido, Hugo Sánchez, quien después saldría a triunfar al extranjero, concretamente en el Real Madrid, y muchos otros jugadores más.

Había otros personajes muy poco conocidos en el equipo de los Pumas, uno era el ingeniero Gilberto Borja, que en paz descanse, y el otro era el ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez Mazarrasa, presidente de los felinos de 1975 hasta su muerte en 1997, que manejaba al futbolista, al ser humano, se involucraba constantemente con el joven canterano.

Todos los jugadores pequeños querían ser y trabajar en la Cantera de Pumas; sin embargo, vinieron los descuidos, y como sucede en muchos equipos, Pumas descuidó la Cantera y empezaron a llegar todo tipo de extranjeros.

Todavía Pumas logró con Miguel Mejía Barón otro título en la temporada 1990-91, con aquel gol del Tuca Ferretti al América, pero tenía entre sus filas a jugadores como Luis García, al chileno Juan Carlos Vera, a jugadores de sangre universitaria, que luchaban con los propios jugadores de estirpe auriazul.

Hoy Pumas no ha arrojado los delanteros que llegó a tener en el pasado como el caso de Luis Flores, como el caso de Jesús Olalde, Luis García, que llegaron a ser goleadores de excelencia. Hoy Pumas debe recurrir a algunos extranjeros.

También ha tenido buenos entrenadores hechos en Cantera. Mejía Barón, fue uno de ellos, Hugo Sánchez fue otro, después de su exitosa trayectoria en el Real Madrid, David Patiño, que tuvo una muy buena temporada con Pumas y terminó saliendo.

Hoy el equipo es dirigido por Míchel, un técnico español, que si bien no ha tenido muchos éxitos europeos, tiene mucha experiencia; además, pertenece a un estatus de jugador creado en una escuela como es la del Real Madrid, igual que Hugo Sánchez, una escuela diferente totalmente a las escuelas donde se crean otros entrenadores en México.

A Hugo le fue muy bien, a Míchel tendría que irle bien, y además tiene a Chucho Ramírez y han sabido escoger a los jugadores ideales. No espectaculares, no bombas, no caros y da la impresión de que el equipo de inteligencia de los Pumas, junto con Chucho y Míchel, han sabido escoger a tipos como Johan Vásquez, Juan Pablo Vigón, al mexicoamericano Saucedo, al argentino Favio Álvarez, a Alejandro Mayorga, el lateral izquierdo que juega muy bien, tienen a Alan Mozo, un defensa hecho en la Cantera de Pumas, Alfredo Saldívar, un portero que ha ido mejorando con el paso de los años, a Luis Quintana, por supuesto, a Andrés Iniestra, que es una revelación y a algunos otros extranjeros que han llegado.

Estos Pumas o son de cinco o seis partidos, o son Pumas de 10 partidos. Deben estar en posición de entrar a la Liguilla que es a lo que aspiran y por supuesto a pelear el título como el equipo con prestigio que son y que además tienen un estadio bellísimo, patrimonio de la UNESCO, tienen instalaciones de primerísima calidad y poco a poco ha vuelto a resurgir el espíritu de la Universidad.

Sus seguidores están contentos. Pueden perder o ganar, pero deben de mostrar siempre el espíritu de lucha y la garra que tienen siempre que poner fuerza. Se fueron algunos extranjeros con los que no pasaba nada y ganaban mucho dinero, inclusive algunos canteranos que se habían atascado o aburguesado en el seno universitario, para mezclarlos con otros más jóvenes y con más ambición.

Si Míchel logra mantener la ambición de esos jóvenes jugadores de Pumas y con los extranjeros, la Liguilla la pueden alcanzar, nadie habla de campeonatos, pero sí por lo menos una Liguilla para Pumas que hace tiempo no consigue.

Que retumbe el Goya universitario que siempre es muy importante y vuelva a ser el gran rival del América, el gran rival de Cruz Azul, el gran rival de las Chivas, el gran rival de Tigres, el gran rival de Monterrey. Que vuelva a crecer la escuela azul y oro de la Universidad de México.  

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL VAR LLEGÓ PARA QUEDARSE