RECORDLogoRECORD

Opinión

Jose Luis Caballero Leal

Aquí encontrará un análisis crítico y actual sobre los principales acontecimientos políticos y sociales de México y el mundo desde la óptica de un ciudadano

‘Fire & Fury’, capítulo México

2018-01-07 | José Luis Caballero Leal
Comparte en:

El pasado jueves, el Gremio de Autores norteamericano (Authors Guild) publicó lo siguiente relacionado con la intención de Donald Trump de bloquear la distribución comercial del libro ‘Fire & Fury. Inside the Trump White House’ escrito por Michael Wolff, en cuyo contenido se describe detalladamente la inestabilidad mental del mandatario norteamericano para ocupar la presidencia de ese país:

“Hasta donde este Gremio tiene conocimiento, ningún presidente ha demandado a un escritor por difamación, y por buena razón. La habilidad para criticar al gobierno y a sus líderes descansa en la esencia conferida a través de la Primera Enmienda a la protección a la libertad de expresión; amenazas de demandas legales por difamación constituyen, de facto, modos de restricción primarios al ejercicio de la libertad de expresión en este país, el día de hoy … Una cosa es que un ciudadano privado utilice las leyes de difamación para anular un escrito. Sería inaudito para un presidente en funciones llevarlas a cabo”.

Hago alusión a esta cita, porque el presidente del país más poderoso del mundo no tendrá un solo elemento a su alcance, no sólo para impedir el éxito comercial que ese libro ya tuvo durante este fin de semana en EU sino para accionar legalmente y de forma exitosa en contra del autor y editor del mismo. En México, nuestro servil Congreso aprobará en breve reformas al Código Civil Federal, gracias a la iniciativa de los Diputados del PRI, para castigar a quien, aún diciendo la verdad, cause afectación al decoro o a la reputación de una persona. Contrasta dramáticamente el concepto norteamericano de ‘libertad de expresión’ frente al nuestro, condicionada al ‘contentillo’ de los funcionarios que se sientan afectados en su honor, para emprender intimidatorias demandas de daño moral en contra de quien, a través de la pluma y la palabra, ejerzan un derecho, supuestamente constitucional.

Inicia 2018 con un aumento generalizado de precios: gasolina, gas, tortilla, carne y verduras, entre otros, que provocarán, en cascada, que otros productos de la canasta básica igualmente se vean afectados por esta imparable inercia inflacionaria. Todos los servicios prestados por el Gobierno de la CDMX tendrán un incremento entre el 5 y el 7% también. Pero también inicia este año con la extradición de Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo a México, quien hoy ya duerme en un penal federal en el municipio de Ayala, Morelos. Lo anecdótico es que dicho penal en realidad opera como una torre médica, dado que Borge reportó padecer depresión y problemas renales, y por lo mismo con requerimientos médicos especiales. Como me recuerda a Elba Esther, cuya afectada salud recuperó milagrosamente en cuanto le otorgaron la prisión domiciliaria en su lujoso departamento de Polanco.

Inicia 2018 con elecciones federales y estatales en las que se elegirán a más de 3,000 servidores públicos. Para que el bote, que hoy sólo flota, se dirija a un mejor destino, participemos activa y responsablemente en este proceso electoral ejerciendo nuestro derecho a votar. Feliz año para todos.