RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Secretos del Ascenso, ¿desalojan al Atlante?

2018-11-08 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Cuando parece que lo hemos visto todo, irrumpe en escena nuestro bendito México y nos sorprende. A final de cuentas, aún tiene dentro de Doña Fede sombríos personajes que se manejan entre la obscuridad utilizando un doble discurso y aprovechando que Yon de Luisa es nuevo en algunos de esos temas ¿O usted que opina señor Bonilla?

La División del Ascenso es ideal para poder maniobrar sin tener los reflectores encima. La mayoría de los medios los pelamos de vez en vez y cuando lo hacemos es porque sucedió algo malo y no por las cosas buenas que pasan en ella, que también se dan.

Es para muchos la 'muñeca fea' de Cri Cri, que está abandonada por los rincones, cuando su aportación social y deportiva es además de muy valiosa, necesaria en algunas ciudades de nuestro país.

Y ahí, aunque no hay el dinero que existe en el Máximo Circuito, también hay negocios de por medio que para algunos son interesantes, remunerativos y sobre todo discrecionales, porque se efectúan en la clandestinidad, justo abajo del mantel que cubre la mesa.

Para muestra un botón de todo un traje de charro que tiene la Liga de Ascenso y Doña Fede. Hace dos años, en el 2016, el Tampico Madero, luego de perder la Final de la Segunda División ante Potros de la UAEM, necesitaba con urgencia una franquicia del Ascenso. 

Grupo Orlegi de Alejandro Irarragorri selló una sociedad con el Grupo de los San Román, que auténticamente habían resucitado esa plaza y que presentaba entradas mayores a los 20 mil aficionados como local, algo inverosímil para una plaza de la Segunda División.

La franquicia del Ascenso apareció para el nuevo grupo Orlegi-San Román, pero contrario a lo que muchos pensaron o creyeron, NO se trataba de una franquicia nueva ni de algún equipo del Máximo Circuito que había depositado en Doña Fede.

La franquicia que apareció de la chistera era nada menos que la de Delfines de Ciudad del Carmen que pertenecía a la empresa AMRH INTERNATIONAL SOCCER, S.A. DE C.V., la cual según el acta constitutiva, la accionista mayoritaria era Verónica González Gutiérrez (esposa de Amado Yáñez) y cuyo apoderado legal era José Garrido Mancilla, que en el 2014 había quedado en el limbo luego de los problemas legales que sufrió el dueño de Oceanografía.

Por cierto, el 16 de agosto de este año, Amado Yáñez fue exonerado de todos sus cargos por la Suprema Corte de Justicia y todos los bienes y cuentas que le fueron incautadas debieron regresar a su lugar de origen.

Que en el 2016 un hombre como Yáñez, metido en un problema legal mayúsculo decidiera vender una franquicia del Ascenso que tenía ahí arrinconada no sorprendió a nadie, es más resultaba hasta lógico mal baratarla. Hasta ahí todo parecía normal… parecía

Cuando todo empezó a oler fue cuando se descubrieron los pormenores y detalles de la 'venta' de esa franquicia de Defines de Ciudad del Carmen. Una negociación muy obscura, que rayaba en lo sospechosamente ilegal, dicen los especialistas consultados. Hubo más triangulaciones que en los juegos del 'tiki taka' del Barcelona con Pep Guardiola.

Por principio de cuentas, el costo de una franquicia del Ascenso de porcentaje '0', es decir limpia, comprada en Doña Fede tiene un costo de 1.6 millones de dólares más IVA. Grupo Orlegi la consiguió en apenas 500 mil dólares de esa fecha.

El 28 de junio del 2016, de la cuenta 04444021742, se recibió el pago de 12 millones 880 mil seiscientos sesenta y tres pesos por el pago de la franquicia. ¡Toda una ganga! Y justo ahí es que empieza una serie de graves irregularidades.

 

Recordemos que el certificado de afiliación de Delfines, el cual es intransferible según los estatutos de la FMF (artículo 17.1 Capítulo V) el cual pertenecía a la empresa AMRH Internacional Soccer S.A de C.V. de la esposa de Amado Yáñez, Verónica González.

Según los especialistas consultados, la compraventa de esa franquicia debió liquidarse a favor y en las cuentas de la socia y/o bien su apoderado legal que era José Garrido; sorpresivamente el pago de la franquicia NO se hizo a favor de ninguno de estos dos personajes, sino para la Comercializadora E Innovadora Monterrey S.A. de C.V. con sede en Monterrey, Nuevo León.

En el acta constitutiva de esta empresa de la cual tenemos copia, NO aparece el nombre de Amado Yáñez, su esposa Verónica o José Garrido. Los dos únicos socios de esta empresa son Antonio Ancira y Edgar Mata.

Lo peor del caso es que el objeto social de esta empresa era desde la distribución de chatarra a la compra venta de tecnología cibernética. Nada vinculado a una estructura deportiva. Nada que los vincule a los propietarios del certificado de afiliación de la franquicia de Delfines.

¿Cómo es que Doña Fede pudo entregar un certificado de afiliación que se pagó a otras personas a una empresa distinta?. “Este tema como me lo presentas NO tiene una justificación fiscal, administrativa y legal que lo sustente, Fantasma. NO es una operación de compra venta de unos tacos de suadero ¡son más de 12 millones de pesos!. Al groso modo, es como si fueras a comprar un Mercedes Benz a la agencia y esta te entregara la factura del coche membretada y te la da una ferretería, ¿me explico?", me dijo José Armando Ortiz, un reconocido abogado fiscalista.

Al ser exonerado por la Suprema Corte, arrobé al propio Amado Yáñez en su cuenta de Twitter y le pregunté, ¿habrá llegado finalmente el momento de dejar en claro los 'modus operandi' de quién y cómo le 'pagaron' las franquicias de Gallos Blancos y Delfines en el Ascenso hoy llamado Tampico? Tuit más adelante, me respondió categórico: “Toda la verdad sale a su tiempo”.

Al buen entendedor pocas palabras y, de acuerdo con este testimonio y sobre todo al fiscalista, la única explicación para que esto se permitiera de manera federativa tuvo que existir una complicidad explícita de los más altos funcionarios de 'Doña Fede', ya sea Decio de María o Enrique Bonilla, en ese momento. Sin embargo, de este tema nada se manejó por debajo de la alfombra.

Todo parece indicar que estos viejos vicios NO se han erradicado en 'Doña Fede'. Tenemos información que hace suponer que está en marcha un plan para echar de una plaza a un equipo del Ascenso y se trata de uno de los equipos de mayor tradición del futbol mexicano: el Atlante. Es un hecho que por múltiples razones, de malas administraciones y el uso de los apoyos que otorgaban las autoridades desde hace unos años, este equipo se ha convertido en una incomodidad para el gobierno. Lo aguantaban sólo porque era propiedad de Alejandro Burillo y meterse a pelear con un personaje tan poderoso, no era una buena idea.

Pero todo cambió, hace unos meses se pactó la venta del equipo con un esquema de pagos diferidos a tres años, con algunas cláusulas y penalizaciones, a un grupo de empresarios que tiene hospitales privados en toda la zona de la Riviera Maya. La administración del equipo, financiera y deportivamente, la lleva Manuel Velarde, exagente FIFA y socio de Greg Tylor; por lo menos, a la hora de hacer los pagos, los jugadores están mucho mejor que otras temporadas y al corriente de sus pagos, que los tiene tranquilos, hasta ahora.

Pero ya sin el 'Güero' Burillo, el inquilino incómodo se volvió 100 por ciento vulnerable y desechable. Hay una poderosa empresaria de Quintana Roo que quiere la plaza y un equipo del Ascenso en esa misma ciudad.

Ya lo sé, dirán ustedes "NO puede porque Atlante tiene que dar la anuencia para que otro equipo del Ascenso juegue en la ciudad". Es cierto, eso dicen los reglamentos. Además, el comodato del estadio municipal -que por cierto no han renovado- pertenece al Atlante y es verdad, pero estamos en México y aquí, en cuestiones de política y dinero, todo puede pasar. Les explico.

Desde hace unos meses un equipo está en formación, uno que dirige el exnecaxista Marcial Mendoza. Este equipo NO pertenece a ninguna Tercera, ni Segunda división, pero tiene una gran estructura y recursos. Se llama Cancún FC y tiene el mote de 'Armadillos'. Apenas la semana pasada hizo visorias en Centro Estatal de Alto Rendimiento (CEDAR) *

Se la han pasado jugando contra equipos de la Sub 20, entre ellos las de Pachuca y Pumas. ¿Un equipo en formación, haciendo visorias, viajando al centro del país nomás por gusto? Tienen una veintena de jugadores, pagan entre 30 y 80 mil pesos. Este fin de semana viajan a Panamá, donde jugarán contra el Tauro y otro equipo. Planean, incluso, una gira a Europa. Viajan en camión, en avión, mucho mejor que algunos equipos del Ascenso. ¿Gastar de esa manera nada más así por amor al futbol? Imposible. Hay plan con maña. Detrás de este proyecto deportivo de Cancún FC está la reconocida empresaria Erica García, directora ejecutiva de la cadena Sunset. Una amante del futbol en cuyo Facebook puedes ver fotos con diferentes personalidades de este deporte de varias partes del mundo y gran amiga de Rafa Márquez, con quien tiene una gran amistad. También se menciona a alguien de apellido Tinajero, que desconozco si se trata de alguien ligado al Necaxa.*

Lo que es evidente es la capacidad financiera y su estrecha cercanía al gobierno que encabeza Carlos Joaquín González, también es innegable. Hablando con algunos cercanos al equipo les han dicho que es un hecho que tendrán equipo en el Ascenso, en junio próximo. “Estamos trabajando para tener infraestructura de Fuerzas Básicas y tener listo todo el cuaderno de cargos, el próximo año”, me dijeron.

En mi experiencia sé que nadie tira el dinero a la basura así porque sí. Si hago estos gastos de viajar, competir, hacer visorias, publicidad, en un equipo amateur; si se invierte es porque ya hay algo firme, algo pactado, así sea por debajo de la mesa.

"¿Cómo van a hacer que el Atlante dé la anuencia de que juegue o que les preste siquiera el estadio que tiene en comodato?", le pregunté a un alto funcionario del estado. “Los estatutos de la Federación son claros, NO puede. Siempre y cuando ese equipo tuviera un estadio en la ciudad"; "Pero Atlante lo tiene. ¡Tiene vigente el comodato!", le respondí y sólo se sonrió de manera maliciosa. “Si con contratos multimillonarios firmados, en plena construcción, se echó abajo el aeropuerto de Texcoco ¿todavía te atreves a dudar que echen abajo un simple comodato? (Nos carcajeamos). “Si quieren lo echarán, razones encontrarán de sobra si así lo quieren. Sin estadio, el que tendrá que irse será el Atlante o bien será obligado a compartir, que dudo le convenga. La Federación debe, incluso estar de acuerdo”.

Me quedé sin argumentos. Si pasó lo que pasó con la franquicia de Delfines; si pasó lo del aeropuerto de Texcoco, anular un comodato será como quitarle un dulce a un niño, cuando Atlante, en los años anteriores incumplió muchas cláusulas del mismo. Si eso deciden, si eso ya lo tiene 'planchado' con 'Doña Fede', eso pasará, NO lo dudo ni tantito.

Habrá que estar atentos para saber el desenlace de esta historia, ya les iré contando más detalles, pero mientras tanto me pregunto: ¿Qué tal 'planchará' el señor Bonilla? Cuánta basura siguen metiendo debajo de la alfombra.