RECORDLogoRECORD

Opinión

Francisco Sánchez

El Coordinador Editorial de RÉCORD es un periodista experto de NFL. Su análisis es indispensable cada fin de semana camino al Super Bowl.

Chance ‘celestial’

2018-01-08 | FRANCISCO SÁNCHEZ
Comparte en:

Se dice que los últimos serán los primeros y justo eso podría ocurrir con los Saints de Nueva Orleans, que ayer entraron al final en la Ronda Divisional, donde se medirán a los Vikings de Minnesota que buscan hacer historia y ser el primer equipo de la NFL en jugar como local un Super Bowl, algo que, desde mi punto de vista, tendrá que esperar.

Sí, con drama, batallando al final, pero los Saints lucen, quizá, como el equipo más peligroso de la Conferencia Nacional para Minnesota, esto tras la debacle de los Rams y el bajón de Filadelfia que ha resentido sin duda la ausencia de su quarterback Carson Wentz.

Los Vikings, el sembrado número dos de la NFC, se topará con un equipo que tiene poderío ofensivo tanto por aire y tierra (Alvin Kamara y Mark Ingram han redimensionado el ataque de Nueva Orleans), un QB de élite con anillo de Super Bowl, un coach que también fue campeón justo con ese pasador de excelencia y una defensiva (su talón de Aquiles en años pasados) que ayer supo soportar el embate de Cam Newton y compañía.

Por ello, mi apuesta por Saints que, incluso, tienen la capacidad de darle pelea, y mucha, a los dos grandes favoritos de la AFC para llegar al Super Bowl: Patriots y Steelers. De Eagles y Falcons basta decir que los segundos se impondrán, pero se quedarán en la antesala del Súper Domingo. El año pasado tuvieron su oportunidad y lo echaron a perder terriblemente.

Y hablando de la Conferencia Americana, todo indica que veremos el Round 2 de esta campaña entre los actuales campeones de la NFL y los de oro y negro, quienes están ansiosos de verse las caras con Brady y compañía, en lo que será la reedición de la Final de Conferencia de la campaña pasada.

Sí, Titans de Tennessee ya hizo lo suyo al dar la sorpresa de los Juegos de Comodines al derrotar a Kansas City, mientras que los Jaguars quedarán en el camino de Heinz Field, a pesar de que en la temporada regular sacaron un resultado favorable en dicho emparrillado. Pittsburgh no puede caer dos veces en casa ante Jacksonville.