Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

El cierre

2020-12-15 | FELIPE RAMOS RIZO
Comparte en:

Lo que menos esperaba era la designación de Fernando Hernández en la Final de Ida, pero de alguna forma tenían que justificar la gran cantidad de juegos que le dieron. Le pasaron muchos errores y lo defendieron y protegieron para llevarlo a la Final. Un árbitro que está muy novato a pesar de portar el gafete de FIFA. Aún no está en el nivel requerido para dirigir finales, pero corrió con suerte porque el partido no le exigió.

Sus virtudes: corre mucho, muestra buena condición física, siempre está cerca de la jugada y por ocasiones aplica correctamente la ventaja. Tiene personalidad.

Sus debilidades: No tiene lectura de partido, no sabe anticiparse a las jugadas y con serios problemas en la ubicación, depende de lo que le digan sus compañeros para saber qué sancionar, es muy inseguro, cuando el partido sube de tono, él suele bajar su nivel arbitral y queda tan confundido que no sabe qué hacer, permite que los jugadores le protesten y haya mucha indisciplina. Necesita mucho trabajo de aula y cancha, trabajo personalizado para mejorar en todos estos aspectos. Lo malo que no tiene quién lo pueda asesorar, la Comisión de Arbitraje está perdida en este tipo de asesoramientos.

Jorge Antonio Pérez. Bien ganada la Final, porque fue el mejor de la temporada, pero nos quedó a deber porque su trabajo fue a medias.

No entendí por qué se enojó y empezó a gritarle y manotearle a los jugadores. Lo de Juan Ignacio Dinenno no era necesario, ¿para qué gritarle y regañarlo? El partido no tenía ningún riesgo, a partir de ese momento comenzó a perder el control y su arbitraje se cayó por completo.

Comenzó muy bien con dos excelentes decisiones; la primera, al minuto 2 por mano no sancionable, y luego una jugada muy brava de González que juega el balón y después hace contacto con Juan Pablo Vigón. En ambas, bien al no sancionar penalti.

Después dirigió como los demás, acomodándose y haciéndose el irresponsable. No expulsa a Andrés Mosquera por golpear con los tachones a un adversario; inclusive el VAR le recomendó revisar la jugada, pero no se atrevió a expulsarlo.

Estaba enojado y amonestó a Álvarez (minuto 61) en forma incorrecta, con una buena llamada de atención o una buena enjabonada, como decía mi querido Bonifacio Núñez, era más que suficiente. Abarató esta tarjeta.

A los tres minutos, Álvarez sujeta de la playera a un adversario y no se atrevió a mostrarle la segunda amarilla para expulsarlo, motivo por el cual los jugadores del León se le fueron encima.

El jalón a Alan Mozo, también sin justificación.

Quiso arbitrar como en la Fecha 1 y no se dio cuenta que era la Final. Fue notorio que no hizo una buena planeación del partido.

Felicidades por la Final, pero de este partido puede sacar muchas cosas que puede mejorar. Es un buen árbitro, pero equivocó el camino para sancionar la Gran Final.

Por último quiero mencionar a la señorita Karen Janett Díaz, quien participó como asistente en el partido. Un buen logro histórico, ya que es la primera mujer en ser parte de una Final de Vuelta. Tuvo dos excelentes señalamientos de fuera de juego y dejó claro su gran nivel.

Del otro asistente, Michel Morales... Vergüenza me da hablar de este tipo, destroza la imagen del arbitraje mexicano, se viste como si estuviera en la playa, usa la playera como faja y el short como licra. Ojalá y ya le pongan un alto. No permitan que un tipo así deteriore la imagen del árbitro mexicano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FERNANDO HERNÁNDEZ, CON DEBUT AFORTUNADO EN FINALES