Opinión

David Faitelson

David Faitelson es dueño de un estilo duro, pero frontal al momento de dar opiniones, que incluso le han traído choques con algunas figuras.

"Imaginemos cosas chingonas..."

2019-11-22 | David Faitelson
Comparte en:

No sé usted, pero yo cuando entro en ese espacio del pensamiento y la imaginación futbolística, me lo imagino a él, con su mentalidad, su perseverancia, su inteligencia, su intuición y hasta su capacidad para sobrevivir en un mundo donde evidentemente la excelencia ocupa un sitio fundamental. Para mí no hay espacio para la duda. Detrás de Hugo Sánchez y de Rafael Márquez, está él, amparado por sus números, sus irrupciones y los hechos fehacientes que son parte de su trayectoria en el nivel máximo, en la élite misma de este juego llamado futbol.

Y el misterio envuelve la carrera de Javier Hernández. Hoy, no sabemos si está bajo un régimen disciplinario, si está suspendido, si no es llamado a la Selección por un tema extrafutbolístico o si se debe a que Gerardo Martino ha aprovechado el gran momento en la carrera de Raúl Jiménez para hacer de lado al llamado 'Chicharito'. Lo que debe quedar claro es que no se trata de un simple futbolista. Debo recordárselos (porque muchos parecen o quieren olvidarlo) que se trata del máximo anotador en la historia de las Selecciones Mexicanas, que ha logrado más de 130 goles en el exigente futbol europeo y que se ha dado 'el lujo' que pocos han podido de jugar en clubes del tamaño histórico del Manchester United y el Real Madrid, y que ha pasado, con éxito, por prestigiosas Ligas como la inglesa, la española y la alemana. Se mantiene hoy en día, yo diría de forma sana e inteligente, en un club de amplio espectro competitivo como el Sevilla. Vamos, para ir directamente al punto: No es un futbolista cualquiera. Tendrá un lugar privilegiado el día en que su carrera se convierta en historia para el futbol mexicano.

El silencio de Martino no ayuda demasiado. Gerardo Torrado, que está al frente de las Selecciones Nacionales, no aparece demasiado y entonces se deja demasiado a la especulación o a la interpretación de los pocos hechos que conocemos. Entiendo que puede existir un tema disciplinario delicado y que las selecciones nacionales no pretenden lastimar a otras personas (familias) que estarían siendo afectadas, pero, por otra parte, el misterio y la incertidumbre provocan que el asunto se transforme en una enorme 'bola de nieve'. También habría que agregar que Javier Hernández estuvo involucrado hace no mucho tiempo (como capitán y líder moral que es) en delicadas negociaciones por premios y participaciones con la Selección Mexicana. Ello abre otro punto para la interpretación y la especulación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CHICHARITO AUMENTÓ EL RATING DE LA LIGA EN MÉXICO TRAS SU REGRESO

Martino ha explicado la ausencia de Miguel Layún objetando que en este momento, en su posición, hay futbolistas de mejores condiciones. Ha sido claro también en el sentido de que Raúl Jiménez es su centro delantero titular, pero ello no significa que en una selección y en un proceso no haya espacio para un futbolista como el 'Chicharito'. Hay, insisto, un velo misterio en el tema.

Los episodios de indisciplina no han sido extraños en la historia del futbol mundial y del mexicano en especial. En los grupos suelen existir problemas, distracciones, diferencias. El secreto radica en manejarlos de la mejor manera posible y ello incluye el castigo al que se hará acreedor el futbolista que rompa las reglas. Martino está por cumplir un año al frente de las Selecciones Mexicanas. Ha sido un hombre claro al momento de expresarse y los resultados, por ahora, están de su lado. Ha enfrentado, sin embargo, algunos dimes y diretes con respecto a la actitud de los futbolistas para con la Selección Mexicana. Empezó con el 'Tecatito' Corona, continuó con Héctor Herrera y hoy se ha intensificado en uno de los más emblemáticos elementos que ha tenido en su historia el conjunto mexicano.

Gerardo Martino necesita ayuda de Gerardo Torrado o de alguien más. Si el entrenador nacional no quiere involucrarse en enfrentamientos con los futbolistas y dedicarse para lo que realmente fue contratado (elevar nivel competitivo de México e la cancha) alguien más puede hacer esa difícil tarea.

Creo que vivimos tiempos en el país donde la transparencia es fundamental. El futbol no puede mantenerse al margen de ella. Si Javier Hernández y otros futbolistas cometieron un acto de indisciplina, hay que decirlo, sin entrar en detalles, hay que señalar un apercibimiento para la conducta inapropoiada de los jugadores. Pero dejar todo a la interpretación y a la imaginación provoca que, lamentable y forzosamente, no nos imaginemos cosas muy chingonas que digamos...