Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Oribe lo merece

2019-06-20 | Christian Martinoli
Comparte en:

La noticia eclipsó por lo menos durante unas horas la presencia de México en la endeble Copa Oro, así como la actividad de la descafeinada primera ronda de la Copa América.

Que Oribe Peralta haya salido del América ya era noticia, pero más si el equipo al que emigró fue Guadalajara.

Debates múltiples generó su pase al odiado rival, muchos de ellos bastante forzados o hasta ficticios; sin embargo, el que un jugador con semejante currículum deje Coapa por viajar a Guadalajara, sacudió el avispero y movió fibras sensibles, incluso fibras que muchos hace rato no sabían ni siquiera que tenían.

No es la primera vez que un jugador se va de América a Chivas o viceversa; no obstante, algunos se escandalizaron, insisto, de más por la noticia.

Digamos que América le hace un favor a Oribe y se hace uno propio. Peralta sabía que con las Águilas cada vez jugaba menos y lo que desea como profesional es terminar su carrera, pero con actividad, aportando en el campo, no en la banca. Por su parte, el club entendía bien que un jugador con la edad de Peralta y con los blasones dejados en la institución, tiene escaso margen de reventa incluso en un mercado tan inflado como el mexicano que a veces suele dinamitar con dinero proyectos deportivos.

Peralta como suplente le salía muy caro al América y le buscaron salida por todos lados; pocos o casi nadie podría imaginar que cruzaría la vereda y así sucedió.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA BOCA DEL LOBO

Hoy existen muchas críticas contra Peralta por irse a Chivas, pero en realidad es un futbolista que en América dio todo, incluso cuando muchos en la grada o redes sociales, desde la ingratitud, llegaron a murmurar sobre su desempeño futbolístico, siendo que Oribe era clara presa de un sistema táctica insulso que durante varios juegos le entregaba pocas opciones de marcar gol. Ya que, dicho sea de paso, Peralta, tranquilamente, podría tener 40 anotaciones más con América, pero sus técnicos lo 'boicotearon' como nueve natural sabiendo de su ductilidad y sacrificio para salir del área y buscar organizar juego hacia los demás, alejándolo muchas veces de su hábitat y protagonismo.

Lo que haya dicho antes y lo que diga ahora sobre su nuevo club tiene poca importancia, porque será él quien demuestre con la pelota en los pies si fue buena o no su decisión.

Al final, Chivas dio un golpe mediático y obtiene un veterano que deberá jugar lo que el cuerpo le aguante; ese tema será asunto de Boy, que tendrá que darle su lugar sin que Pulido o Vega se sientan incómodos en el campo de entrenamiento.

Oribe llega a Guadalajara a enseñar, ya estará de sus alternantes que entiendan el rol y aprendan de uno de los más inteligentes delanteros que ha tenido México en los últimos tres lustros y que merece cerrar su trayectoria sintiéndose importante en la cancha y no fuera de ella.