Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Ganar

2021-01-14 | CHRISTIAN MARTINOLI
Comparte en:

Un eterno debate en el futbol siempre será el tema del ganar. Para muchos o casi todos el resultado es lo único que importa, no interesa la forma, el modo o el proceso para lograrlo, es ganar como sea, que quede plasmado en la historia, en los libros y después que los exquisitos debatan si esas maneras serán o no recordadas.

Ya lo decía en este caso para el futbol americano el mítico coach Vince Lombardi: “Ganar no es lo más importante, es lo único”. Un dicho muy de la mano de la cultura exitista de la media del pueblo estadounidense, que hasta cuando llegaron a perder un guerra, vendieron que la ganaron.

Algunos románticos, a los que también les gusta ganar, porque difícilmente encontrarás a alguien que no desee el triunfo o la gloria, suelen anteponer la idea estética sobre el resultado sobre todo cuando éste fue esquivo a pesar de que quizá se jugó 'mejor', más 'lindo' o se 'propuso' un juego de ataque superior al rival.

Pacho Maturana, histórico técnico colombiano, alguna vez soltó una lírica frase. “A veces perder es ganar un poco”. Literatura de la buena dirán aquellos que saben que en la vida es imposible ganar siempre, incluso como sea. Letras desabridas y mediocres para los que detestan las justificaciones. La historia sin fin.

El número en el juego, en el marcador, mata cualquier idealismo. Porque el ganador, con muy contadas excepciones, será el recordado, y como decía Sócrates, portentoso jugador brasileño, “No hay que jugar para ganar, sino para que no te olviden".

Todos quieren ganar, bueno, quizá alguno que otro de vez en cuando no desee hacerlo porque muy probablemente haya sido corroído por la corrupción, que a la postre en estricto sentido monetario, macabeo e individualista, es otro tipo de ganancia.

Nunca nos pondremos de acuerdo. Bueno, quizá la obviedad es que a todos nos gustaría que nuestro equipo ganara siempre jugando 'bonito', pero la famosa triple G de ganar, golear y gustar, cada día, penosamente, se encuentra más en peligro de extinción.

La estadística fría manda y seguirá siendo así, por lo tanto la mayoría deberá estar tranquilo porque ganar sin importar nada más es lo que mueve al mundo. Pocas cosas quedarán para los “exquisitos” y soñadores.

Lo interesante del futbol es que nadie tiene la verdad absoluta de nada, todo es relativo, nada es absoluto y cada quien se acomoda a sus gustos y preferencias incluso en algunas ocasiones traicionando sus propias ideas dependiendo de cómo le haya venido la mano ese día o esa temporada a su equipo.

Por eso, deseo recuperar una filosofía también muy respetable de un personaje que incluso trascendió más allá de la cancha tanto en su carrera universitaria como en sus ideales sociales, el maestro del taco y el futbol de autor, Sócrates, un tipo exquisito que jugó en una de las mejores selecciones brasileñas de todos los tiempos y que paradójicamente no pudo ser campeón del mundo, quien dejó una frase contundente que a los resultadistas no gustará, pero viniendo de una figura de semejante talento posiblemente sean indulgentes con su postura. “No hay que jugar para ganar sino para que no te olviden”. Sí ya sé que los que ganan difícilmente serán olvidados, pero lo del Doctor Sócrates toca fibras importantes como para de vez en vez uno se siente y analice los ornamentos y no sólo las herramientas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EMPIEZA TODO OTRA VEZ