RECORDLogoRECORD

Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

El Azul

2018-12-04 | Christian Martinoli
Comparte en:

Cruz Azul se mantiene como el máximo favorito a ganar el título de Liga, situación que cortaría 21 años de sequía. La Máquina de Caixinha tiene suficiencia, incluso desde la banca, pero se da el lujo de usarla poco, porque ya encontró hace rato a los 11 que cobran prima cada lunes y entonces el cuadro titular se recita de memoria.

Atrás se acomodó tanto que se convirtió en la mejor defensa del torneo, jugando con cuatro (Aldrete, Aguilar, Domínguez y Madueña), línea que está auxiliada con Marcone y Baca en el centro del campo fungiendo como dos futbolistas más de recuperación, pero sin ataduras tácticas por si ven la posibilidad de avanzar y colaborar en ataque. Mientras que arriba se la juega con tres generadores como Méndez, Alvarado y Hernández, que buscan a Cauteruccio en los últimos 20 metros del campo.

Como a la vieja usanza, el portugués posee, insisto, un once que se modifica muy poco porque sólo rotan Lichnovsky en defensa y a veces Salas en la contención. Los demás como Mena, Caraglio y Rentería son utilizados de manera escasa. A su vez, Montoya, con el lusitano, sigue firmando su ficha de salida.

Corona se mantiene vigente, salvador y denota ansias locas por ser campeón de Liga con un equipo que le ha ofrecido defender desde hace casi una década el arco de Miguel Marín.

Querétaro terminó siendo un trámite para una escuadra siempre diseñada a lo más alto del futbol mexicano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TODO MAL

Un Monterrey más lúcido lo espera con sed de revancha por la Copa; no obstante, los cementeros sueñan con llevarse todo el paquete y, por qué no, enfrentar al América para resarcir sus penas; por el momento al Azul no se le ven fisuras y aunque ya sabemos que ronda por encima de este club una macabra tela de juicio, nadie con fundamentos solamente futbolísticos puede distorsionar lo que es este equipo en la actualidad.

A Cruz Azul lo condenan 41 torneos consecutivos sin vuelta olímpica, lo amedrentan en el folclor balompédico los fantasmas del pasado ya no tan reciente y surge la duda y el morbo de millones que quieren verlo apegado al sufrimiento eterno por el hecho de gozar con su malaria y su dolor, sin embargo hoy nadie es capaz de aventurarse a decir que el conjunto de Caixinha, cuando sale y juega no está para campeón.