Opinión

Carlos Ponce de León

Director de RÉCORD, experto en futbol nacional e internacional. En su columna tendrás un análisis veraz y oportuno.

Dilema por caso Pocho

2020-01-13 | Carlos Ponce de León
Comparte en:

RÉCORD estuvo vetado en el Club Guadalajara durante años. El conflicto inició en la época en la que Angélica Fuentes dominaba al Rebaño y no podía manejar la crítica hacia su gestión. Cuando salió del equipo y Jorge Vergara retomó el control absoluto, me reuní con el propietario justo al inicio de mis funciones como director de este diario y acordamos que con comunicación abierta e información certera, podíamos recuperar la relación. 

El mandamás rojiblanco me dijo contundente: “Claro que puede haber crítica, yo no tengo la piel delgada, aguanto vara, ¿o no te acuerdas que yo inicié con los desplegados?”. Cuánta razón tenía. Qué personaje.

Así lo hicimos… aunque duramos apenas una semana. No contaba con la sensibilidad de José Luis Higuera. 

Resulta que cuando RÉCORD destapó el caso del Gullit Peña, quien llegó en estado inconveniente a un entrenamiento, tema que después se hizo público, y lo llevamos en portada, el entonces asesor de Vergara ordenó que se nos volvieran a cerrar las puertas. Y así volvimos a cubrir desde lejos a Chivas.

Hasta que Amaury tomó las riendas del club. El ‘nuevo’ presidente de Chivas entendió lo mismo que su padre: comunicación y certezas. Y aquí estamos de nuevo, trabajando con puerta abierta, con un equipo que tiene montañas de historias interesantes y estamos admirados con la calidad del equipo de comunicación del Rebaño.

Hoy entro en un tremendo dilema. Al estilo Gullit Peña, hemos dado con el caso de Víctor Guzmán. Un caso delicado, que tiene que ver también con ‘indisciplina’, con el descubrimiento de Chivas de un problema tras los exámenes médicos. La gran pregunta es: ¿publicamos los detalles que ya conocemos del caso?

La información que debes saber al momento: el Pocho fue el refuerzo más costoso, 13 millones de dólares procedente del Pachuca, y no apareció para el primer partido de las ‘Chivalácticas’, fue ‘separado’ y el club no ha hecho oficial su postura. El argumento serán ‘problemas personales’, pero es un caso que tiene que ver con la falta al reglamento interno, responsabilidad total del futbolista. De nadie más. 

El conflicto no es si encontraremos a un Higuera de nuevo que se sienta herido dentro de Chivas por difundir un tema complicado y de connotación negativa con uno de sus futbolistas. Quiero exponerte en esta columna, que algo he aprendido de tantos reclamos y reacciones negativas de personajes dentro de esta industria, luego de exhibir temas polémicos. Hoy sé que nunca le podremos dar gusto a todos, por lo que debemos tener prioridades y la principal eres tú. Siempre tú, lector que nos brinda su preferencia, eres nuestro interés más importante para definir nuestros contenido.

Sin embargo, entiendo que hay otras circunstancias que aunque están en segundo lugar, debemos considerar, como la persona sobre la que estamos informando. Esto también lo aprendí con Carlos, un jugador con problemas como el resto de nosotros, otro ser humano que necesita una mano. Lo entendí sólo después de aquello que publicamos.

Esta vez, un talentoso futbolista enfrenta una situación que debe resolver a nivel personal, que ya busca cómo ayudar el Guadalajara, un club comprometido en tender la mano, herencia que les dejó Jorge Vergara, un tipo preocupado por el factor humano como pocos en esta industria.

Así que he pedido al equipo RÉCORD no publicar aún todo lo que ya sabemos del caso, tratar de anteponer las necesidades humanas a nuestra obligación periodística por informar. Mi dilema es hasta qué momento. Confío que en Chivas encuentren la solución a la estrategia más adecuada antes de que detone un conflicto que le haga más daño a un futbolista que requiere ayuda.

SE TENÍA QUE DECIR...
Fue un fin de semana de profunda tristeza para RÉCORD, pues perdimos a un colaborador y amigo: La Parka, el tremendo Chuy, un tipo alegre y que nos honró con su columna semanalmente, hasta que tuvo el trágico accidente. Desde este espacio enviamos nuestro sentido pésame a su familia, a sus colegas, a la querida Triple A y, sobre todo, a los aficionados que lo admiraron. Que su huella siga retumbando en nuestros corazones. Descanse en paz. 
...Y SE DIJO.