Opinión

Alfonso Morales

El Doctor comparte en RÉCORD toda la experiencia y conocimiento que lo hacen la gran autoridad en boxeo y lucha libre.

Adiós 2019

2019-12-28 | Alfonso Morales
Comparte en:

Terminan 365 días más de emociones, decepciones y hasta tristezas en el mundo de los encordados. Vivimos un año más de grandes batallas y enormes historias que sólo los dos deportes más importantes de México nos pueden dar: la lucha libre y el box. Repasemos brevemente lo mejor y lo peor del 2019.

Boxeador mexicano del año

Sin duda alguna Saúl Álvarez se merece una vez más ser el mejor combatiente de nuestro planeta. Es un tipo disciplinado y respetuoso de su profesión. Es un peleador que ha aprendido y que en cada reyerta demuestra su compromiso y amor por el boxeo. Este año triunfó en dos ocasiones, una contra Daniel Jacobs y la segunda se convirtió en campeón del mundo en una cuarta categoría, contra un peso semicompleto natural, Sergey Kovalev. Es historia pura, y eso que aún no cumple ni los 30 años. Estoy seguro de que si se sigue cuidando y cobijado con los Reynoso no habrá quien pare a Saúl.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TERENCE CRAWFORD, A ESCENA 

Entrenador del año

Decíamos que Saúl es el mejor boxeador mexicano de la actualidad y estoy seguro dee que es en gran parte gracias a su “hermano” Eddie Reynoso. El trabajo de Eddie ha sido sensacional, así como ha hecho evolucionar al Canelo, también él lo ha hecho como entrenador. Sin duda merece ser el entrenador del año, ahora ya cuenta con Ryan García, con Óscar Valdez y con el nuevo campeón del mundo Julio César Rey Martínez, cuyo boxeo pondrá en órbita a los pesos pequeños una vez más. ¡Felicidades, Eddie!

Las decepciones. Vaya desilusión la que vivimos con el único campeón mexicano en pesos completos Andy Ruiz. No hay duda de que tenía facultades para seguir en lo más alto, pero su indisciplina lo llevó de la gloria hasta ser un boxeador más. Cuando ganó a Anthony Joshua hace unos meses en el Madison Square Garden en NY nadie dábamos crédito, pero resultó que los excesos y la falta de entrenamiento se vieron reflejados en una pésima pelea en Arabia Saudita. Andy seguirá en la lista de los boxeadores pesos completos y además ya forma parte de la historia del pugilato rentado, pero fue una decepción en esta última batalla. ¿Y qué me dicen del hijo del más grande, Julio César Chávez? Lamentable el cómo ha llevado su carrera, siendo un hombre con buenas condiciones, se ha echado a perder por problemas extracuadrilátero. Ojalá y también enderece el camino, porque los años no pasan en balde y las oportunidades cada vez serán más escasas.

Gracias. En unos días nos despedimos del 2019. Siempre agradecido con Dios, con ustedes, amables amigos, y con mi casa Notmusa, por permitirme seguir compartiendo mi pasión por la lucha libre y el boxeo. Se nos va un año más que nos ha servido para seguir creciendo, madurando y aprendiendo (aunque ya tengo 71 años) en este camino llamado vida. Nos leemos el año que entra. Mis mejores deseos y mi eterno cariño para todos ustedes. 

Que exista muchísimo amor, paz y demasiada salud para ustedes que cada semana hacen el esfuerzo por leerme. ¡Feliz año 2020!