Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

La Liguilla del 1-0

2019-05-25 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

Mito: Vivimos la Liguilla de la especulación. De los 13 juegos disputados ocho han terminado 1-0.

Realidad: Con partidos tan cerrados, la efectividad y el jugar lo más preciso posible han sido las constantes.

La Ida de la Final vio el noveno duelo de Liguilla que se define por un gol.

Durante los primeros 30 minutos entre Tigres y León, el cuadro de Ferretti tomó el esférico y no se lo prestó al equipo de Ambriz; en ese periodo del juego la diferencia llegó a ser de 68% a 32% en favor de los regiomontanos.

Después el cuadro del Bajío mejoró y emparejó el encuentro. La segunda mitad estuvo repartido el dominio del balón. Al final Tigres tuvo más el esférico en un 54% por un 46% de los esmeraldas.

León pasa por su momento más complicado de cara a la portería rival. No ha marcado gol en los últimos dos partidos y sólo uno en los más recientes tres juegos.

Esta estadística se refleja en la generación de jugadas ofensivas y cuantas terminan en disparos a gol. En los primeros 90 minutos de la Final, el equipo de Tigres generó 40 jugadas ofensivas de las cuales 16 terminaron en tiro a gol, mientras que los esmeraldas crearon 33 y sólo seis fueron al marco rival.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NICO VS NICO

Lo que preocupó más a Ignacio Ambriz en el partido de Ida fue lo largo que se hizo su equipo. La problemática que resalta el técnico es la distancia que llega a existir entre el centro delantero y el último hombre en la defensiva.

El cuadro del Bajío llegó a tener 64 metros entre sus líneas y terminó promediando 60 metros de distancia. Por su parte los universitarios fueron más compactos al promediar 53 metros.

En la efectividad de los pases, en lo individual, Guido Pizarro de Tigres tuvo un 98% de efectividad en los 54 pases que intentó de los cuales sólo falló uno. El de menor precisión fue Edu Vargas con un 71% de pases acertados.

Por León, los contenciones, Montes y Rodríguez tuvieron un 91 y 93 por ciento de servicios positivos respectivamente, mientras que Vinicio Angulo sólo acertó el 68% de los 19 pases que intentó.

Conclusiones: En una Liguilla que se ha regido por el 1-0, la Final se jugó más abierta. Por momentos pareció que León arriesgó más y que Tigres podía aprovechar los espacios para marcar el segundo.

León intentó, de forma desesperada y atrabancada; Tigres manejó los tiempos. Las bajas le pesaron más a Ambriz que a los universitarios. Quedan 90 minutos y hasta el momento no hay indicativos de que pueda cambiar la tendencia de marcadores apretados y pocos goles.