Spurs derrotó a Suns en tiempo extra en dramático partido en México

DeMar DeRozan intenta clavar el balón sobre Frank Kaminsky
DeMar DeRozan intenta clavar el balón sobre Frank Kaminsky | AP
San Antonio se impuso 121-119 a Phoenix en el segundo partido NBA de la semana en la Arena CDMX
2019-12-14 | MARTÍN AVILÉS
Comparte en:

Patty Mills le robó el balón a Ricky Rubio para encestar uno de sus seis triples de la tarde y anotó la canasta que dio el triunfo a San Antonio sobre Phoenix en el primer partido en la historia de la NBA en México que tuvo que definirse en tiempos extra. 

Mills lideró la victoria 119-121 con 26 puntos desde la banca en el que fue el cuarto partido consecutivo que los Spurs tuvieron que definir en 'overtime', algo que no ocurría en la NBA en 50 años. 

Los Spurs salieron a la duela de la Arena Ciudad de México encendidos, con un aporte trascendental del australiano desde la banca para obtener una ventaja de 28-18 al término del primer período.

Patty Mills y DeMar DeRozan se abrazan en la Arena CDMX

San Antonio encontró una mina de oro ante la ausencia de Devin Booker, quien no pudo intentar superar los 39 puntos que consiguió hace dos años debido a una lesión en el antebrazo que lo marginó del encuentro. 

Con una seguidilla de nueve puntos sin respuesta a poco más de cuatro minutos de haber iniciado el segundo cuarto, los Suns remontaron el marcador adverso. La afición se encendió y la rivalidad entre estas dos franquicias del Oeste se trasladó por un momento a las butacas de la Arena CDMX.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MIEMBROS DE LA NBA APLAUDIERON LLEGADA DE CAPITANES A G-LEAGUE

Tras el descanso, los dirigidos por Gregg Popovich supieron reaccionar, y aunque recibieron 32 unidades, recortaron distancias al marcar 34. Fue tal la inercia en el despertar de los Spurs, que tras una corrida de 6 puntos sin respuesta, retomaron la ventaja en el inicio del cuarto período. 

Algo que no fue del agrado de los Suns, que en los últimos seis minutos, convirtieron el partido en una montaña rusa de intercambios. Dos Triples de Mills a menos de tres minutos del desenlace parecían haber sentenciaron el partido, pero una canasta de Aaron Baynes con un minuto por jugarse puso la pizarra en 104 por bando y una canasta de Kelly Oubre Jr con 4 segundos, mandó el juego a tiempo extra. 

En el timpo extra, Patty Mills robó el balón al catalán Ricky Rubio con 1 minuto 17 por jugarse y encestó un triple que bajó los ánimos de los Suns.  Finalmente, el oceánico de 31 años anotó la canasta definitiva dejando sólo 3 milésimas en el reloj para convertirse en el héroe inesperado del trigésimo partido de la NBA en el país.